De la Rosa reaparece en el caso de corrupción que afecta a los Pujol

stop

'CASO PALAU'

12 de diciembre de 2012 (12:59 CET)

Javier de la Rosa ha emergido en el mapa político-económico de Catalunya a raíz del escándalo de los eventuales depósitos off shore de la familia Pujol. El hombre de negocios que dirigió KIO en España y que ha sido condenado por diferentes delitos ha sido la pieza clave de las novedades sobre la supuesta trama de corrupción de la cúpula de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC): facilitó información a la policía judicial sobre las cuentas que el clan familiar del ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, tendría presuntamente en Suiza. De la Rosa prestó declaración el pasado 5 de diciembre, según revela este miércoles el diario El Mundo.

El controvertido empresario compareció ante la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (Udef) a petición propia. En ese momento, también aportó un informe elaborado por él mismo en el que daba datos precisos sobre la supuesta trama corrupta tejida alrededor del partido que gobernó Catalunya a lo largo de 23 años. Vincula el cobro de comisiones millonarias a la adjudicación de obras públicas. Esos pagos acabaron presuntamente en el paraíso fiscal.

Según el rotativo de Madrid, la mordida representaba el 4% de cada trabajo que se realizó durante el largo liderazgo político de Pujol y que la trama percibía a través del Palau de la Música que dirigía Félix Millet. Esta comisión, servía según el relato divulgado, tanto para financiar al partido como para engrosar las cuentas corrientes de su principal dirigente.

¿Revancha con los Pujol?

El papel del ex hombre fuerte de KIO en España en este caso no es baladí. De la Rosa se estaría tomando la revancha contra uno de los amigos que se quedaron de brazos cruzados cuando él acabó entre rejas, tal y como explican fuentes empresariales. Jordi Pujol llegó a nombrarle hombre de negocios “modélico” antes de que viera la luz uno de los mayores casos de corrupción de la historia de España hasta la fecha. Un escándalo que también salpicó a Convergència i Unió (CiU) en su momento.

La declaración de Javier de la Rosa, que ahora ya no se encuentra en prisión y al que es posible ver asiduamente en un céntrico restaurante de la Diagonal de Barcelona, tuvo lugar seis días antes de que la Policía revelase la existencia de nuevos datos del caso Palau, según el rotativo dirigido por Pedro J. Ramírez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad