El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, con el expresidente catalán. EFE/EPA/Felipe Trueba

La Audiencia Nacional registra la casa del abogado de Puigdemont

stop

La juez María Tardón investiga al magistrado Gonzalo Boye por presunto blanqueo de capitales junto al narcotraficante Sito Miñanco

Madrid, 21 de octubre de 2019 (10:26 CET)

La juez de la Audiencia Nacional María Tardón ha ordenado el registro del domicio del abogado Gonzalo Boye, conocido por representar al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, como parte de la investigación por blanqueo de capitales del narcotraficante Sito Miñanco. Según publica El Confidencial, Boye, que también defiende a Miñanco, habría ayudado José Ramón Prado Bugallo, nombre real del traficante gallego, a poner en marcha diversas socieades para lavar su dinero.  

Según apuntan fuentes del entorno de Boye al diario El País, el registro del domicilio por parte de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) está relacionado con los intentos del magistrado para poder recuperar los 900.000 euros que el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) intervino al abogado de Puigdemont en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, como parte de la Operación Mito.  

Esta operación propició que Miñanco fuera condenado el pasado enero a cuatro años de cárcel -ya estuvo otros 23 cumpliendo condena- además de una multa de seis millones de euros por haber blanqueado dinero durante años junto a varios familiares, entre los que se encuentran su primera esposa, una de las hijas del narcotraficante, su cuñada y un empresario que hacía de testaferro. 

La Operación Mito se inició en febrero de 2018, cuando se detuvo tanto a Miñanco como a otras 42 personas, acusadas de pertenecer a una nueva organización criminal liderada por el narcotraficante gallego. Esta habría dedicado su actividad a la venta de droga para enviar el dinero a Colombia mediante las conocidas en el argot policial como 'mulas'. Cinco de los presuntos integrantes de la banda de Miñanco fueron interceptados en Barajas en febrero de 2017 cuando intentaban sacar los mencionados 900.000 euros en dobles fondos de mochilas. Boye habría tratado, segúin las nuevas pesquisas judiciales, de desbloquear ese dinero. 

A finales de septiembre, semanas antes de la emisión de la sentencia del juicio del 'procés', Boye mostró su disconformidad con la detención de los siete miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) por la "desproporción" que a su juicio mostró la Guardia Civil con los procesados. Sin embargo, Boye se desmarcó de la postura del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y de otros muchos políticos independentistas.

"En una situación de tensión permanente como la que vive Cataluña es previsible y posible que se produzcan fenómenos de radicalización, y habrá que ocnfiar en que no sean más que posiciones aisladas que habrá que encapsular y tratar como tales", escribió Boye en un artículo publicado en El Nacional

Varios agentes heridos en la detención de Miñanco

El narcotraficante gallego fue detenido en febero de 2018 en Algeciras (Cádiz) en un operativo desarrollado por la Unidad Central de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Nacional. En la operación resultaron heridos dos agentes y, junto a Miñanco, también se detuvo a la hija y a otro familiar de otro de los narcotraficantes más reconocidos de Galicia, Laureano Oubiña

La investigación también extendió el registro al domicilio de Miñanco en Cambados (Pontevedra) y al de la vivienda que tenía en la localidad madrileña de Collado Mediano, donde también fueron heridos otros agentes. Cuando apenas llevaba un mes en prisión, el narcotraficante gallego se declaró en huelga de hambre indenfinida, de la que finalmente desistió después de que le fuera aplicado el protocolo de vigilancia que se implementa en estos casos a los presos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad