Así son los CDR acusados de terrorismo. En la imagen, el presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), habla con miembros del CDR Sabadell en un acto de precampaña de JxCat en Sabadell el pasado mes de marzo

Así son los CDR acusados de terrorismo

stop

La Guardia Civil sospecha que los miembros de los CDR detenidos planeaban atentar contra cuarteles de la Guardia Civil, los mossos y la Policía Nacional

Economía Digital

Así son los CDR acusados de terrorismo. En la imagen, el presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), habla con miembros del CDR Sabadell en un acto de precampaña de JxCat en Sabadell el pasado mes de marzo

Barcelona, 29 de septiembre de 2019 (14:14 CET)

La tensión en Cataluña a las puertas de la sentencia del procés –y a poco más de un mes de las elecciones generales del 10 de noviembre (10-N)– se ha visto aún más encendida tras la detención de nueve miembros de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) en un operativo de la Guardia Civil –Operación Judas– que los acusa de crear un grupo terrorista, los Equipos de Respuesta Táctica (ERT).  

El operativo policial comenzó tras la creación de los CDR en 2017, lo que empezó como una organización ciudadana para proteger los colegios electorales se ha transformado en un grupo que podría desarrollar "actos violentos". La misma información destaca que desde entonces –y bajo el amparo judicial– se autorizó la escucha de conversaciones que motivaron más investigaciones.

La información, adelantada por El País, añade que los investigadores apuntan que había ataques y sabotajes planeados contra las fuerzas de seguridad: un cuartel de la Guardia Civil, comisarías de mossos y de la Policía nacional. 

Los nueve CDR detenidos

Los detenidos son nueve personas –ocho hombres y una mujer– de edades comprendidas entre los 40 y los 50 años. Dos de ellos salieron bajo fianza, los demás están en prisión provisional acusados de pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos con fines terroristas y conspiración para la comisión de estragos. La operación más grave contra el secesionismo. 

Las caras de este comando son David Budria (en libertad e imputado) –cuya pareja Clara, también detenida, quedó en libertad–, Eduard Garzón (en prisión), Jordi Ros (en prisión), Txevi Buigas (en prisión) , Xavier Duch (en prisión), Germinal Tomás Aubeso (en prisión), Ferran Jolis (en prisión) y Alexis Codina (en prisión). 

El activismo social es un común denominador de los detenidos. Txevi Buigas, guarda forestal de 48 años, fue elegido concejal en Folgueroles —en la Cataluña profundamente independentista— por Esquerra Republicana en 2011. Desde hacía tres meses vivía en la masía que fue registrada y que la Guardia Civil sospecha que podía servir como base de operaciones del grupo. El entorno de Xavier Duch —electricista, casado y con dos hijos— también sale en su defensa. Pero para la Guardia Civil, él es el otro presunto cabecilla de los ERT.

Los investigadores destacan el papel de Germinal Tomás Aubeso, un técnico de mantenimiento de Santa Coloma de Gramanet de 39 años. Aficionado a los juegos de guerra y a vestir de militar, las pesquisas le señalan como el ideador del nombre de Equipos de Respuesta Táctica para el grupo de miembros de los CDR que dieron un paso más.

En Cerdanyola del Vallès cayó el presunto responsable de las cuentas: Eduard Garzón Bravo, barcelonés de 49 años y, según una fuente del municipio, apoderado de la CUP en la localidad.

Otro de los detenidos es Ferran Jolis, de 38 años. Candidato como suplente de la lista de la CUP en Santa Perpètua en las últimas elecciones municipales, el perfil de Twitter de Ferran es un ejemplo de fanatismo extremo contra España y contra todo aquel que no apoye el independentismo, apunta El Mundo

Alexis Codina Barberán, de 41 años, casado con una administrativa y con dos hijos, se gana la vida como reparador de climatización en una empresa familiar de calefacción, calderas y aire acondicionado en Mataró, Maresme Sertec SL, de la que era administrador único hasta el mes de julio. 

Por último, El Mundo apunta que la Guardia Civil sospecha que Jordi Ros Solà, es el "cabecilla" del grupo independentista violento desarticulado esta semana, y uno de sus tres "cocineros", que es como los investigadores denominan a los miembros del Equip de Resposta Tàctica que, al menos desde ese mes de mayo, mezclaban los materiales que habían adquirido para presuntamente fabricar explosivos con los que sembrar el caos en Cataluña e instaurar la república catalana "por cualquier vía, incluida la violenta".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad