El gobierno de Mas acusa a Extremadura de bajar impuestos a costa de los catalanes

stop

El conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, sostiene que de cada cinco euros que pagan los catalanes, solo dos vuelven a Catalunya

El consejero de Empresa i Ocupació, Felip Puig | EFE

05 de julio de 2014 (22:06 CET)

La última decisión del gobierno de Extremadura de aplicar una rebaja del IRPF valorada en 50 millones de euros para el 90% de sus conciudadanos no podía dejar indiferente a nadie. Especialmente al ejecutivo catalán.

Este sábado, el conseller de Empresa de la Generalitat, Felip Puig, ha puesto el grito en el cielo y ha arremetido contra una reforma que también prevén aplicar otras dos comunidades autónomas (Madrid y Navarra) con las elecciones generales y autonómicas a la vuelta de la esquina.

Hacienda catalana

Pero Puig ha centrado el foco en Extremadura. El alto cargo de la Generalitat ha asegurado que la comunidad presidida por José Antonio Monago, bajará impuestos “ a costa del dinero de los catalanes”. En su justificación, el conseller ha sostenido que de cada cinco euros que pagan los catalanes, dos vuelven a Catalunya.

Y es justamente con ese dinero que se pierde por el camino con el que ahora Extremadura puede anunciar a sus ciudadanos una bajada de impuestos mientras el resto se ve atados de pies y manos, según ha declarado en Catalunya Ràdio.

Por ello, Puig ha insistido en la necesidad de un sistema propio. Un mecanismo que permita controlar los recursos propios y con ello, reducir la presión fiscal. En esta línea, el presidente Artur Mas inauguró el pasado febrero la red Tributs per Catalunya, el embrión de una nueva “estructura de Estado” con la que el Govern pretende marcar el camino a la futura Hacienda catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad