El Gobierno, obligado a subir la luz este verano

stop

Industria se ve abocado a subir las tarifas para hacer frente al gravísimo endeudamiento del sistema eléctrico valorado en 24.000 millones de euros

José Manuel Soria en un acto de KPMG | EP

27 de mayo de 2012 (21:46 CET)

El actual Ministerio de Industria, Energía y Turismo tiene el objetivo de acabar con el déficit de tarifa en 2013. Para ello, el Gobierno ya ha tomado una serie de medidas que han afectado a gran parte de los actores del sistema eléctrico, desde compañías como Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa hasta el hogar más pequeño pasando por el sector de energías renovables o las propias administraciones públicas, para contrarrestar el agujero del sistema eléctrico que está valorado en 24.000 millones de euros. Eso sí, unos más que a otros.

Para poder entender por qué existe el déficit de tarifa y, sobre todo, cómo se ha producido habría que irse unos cuantos años atrás. Fuentes del mercado energético aseguran que este desfase comenzó a producirse cuando el Gobierno de José María Aznar liberalizó el mercado eléctrico en 1997.

Además tanto Aznar como José Luis Rodríguez Zapatero mantuvieron durante varios años la tarifa de la luz congelada para tener controlada la inflación, síntoma de buena marcha de la economía.

La aparición de las renovables

Después de todo esto, con un déficit de tarifa eléctrica desconocido por la gran mayoría de los españoles, aterrizaron en España las energías renovables, que con las primas a la instalación aumentaron aún más el agujero del déficit de tarifa.
Las primeras medidas fueron directas al sector de renovables, sobre todo a la industria fotovoltaica. Los decretos que el Gobierno de Zapatero sacó a finales de 2010 en los que suspendía las primas a las renovables con carácter retroactivo fueron el primer paso para poder hacer frente al inmenso déficit.

Aplazar el pago del déficit

Las grandes empresas eléctricas comenzaron a meter presión en el Ministerio de Industria que dirigía Miguel Sebastián. El agujero del déficit les afectaba sólo económicamente a ellas. El gran peso de los miles de millones de euros afectaba a las cuentas de las compañías que vieron en la titulización de la deuda eléctrica una tabla de salvación.

A día de hoy, de los 24.000 millones de euros de déficit de tarifa, 17.000 millones de euros se han titulizado y han ido directamente a las eléctricas que han aguantado durante varios años el peso de la deuda. Esta medida, que algunas fuentes del mercado la califican de pan para hoy y hambre para mañana, retrasará el pago real del déficit de tarifa que realmente sigue ahí, solo que ahora habrá que pagarlo a plazos y entre todos los contribuyentes a largo plazo.

Más subidas de la luz

Como los recortes a las renovables y la titulización no han hecho el efecto deseado, el déficit seguía creciendo año tras año. El Gobierno es conocedor del grave problema que existe. Los 24.000 millones representan un 2% del PIB español. Lo primero es parar la sangría y después afrontar cómo pagar esa alta deuda.

Lo único que tiene claro el Ejecutivo de Mariano Rajoy es que se va a pagar entre todos. El problema es el cómo. Las subidas de la tarifa de la luz se antojan irremediables para todos los hogares españoles. Fuentes del sector aseguran que los consumidores tendrán que prepararse para más subidas de la luz porque hay que pagar sí o sí la deuda, “los mercados no perdonan” y serán más subidas porque se han titulizado 17.000 millones de euros a medio y largo plazo.

El propio ministro Soria ha asegurado que habrá subidas de la luz sin poder estimar en qué cuantía se realizarán. Todo indica, según fuentes del mercado, que con mucha probabilidad los 20 millones de hogares españoles tendrán que ver cómo sus recibos aumentarán un 10% durante el resto de 2012. Para el año que viene también podrían venir más subidas pero todo dependerá de cómo se resuelva el freno del déficit de tarifa.

Otros ajustes al sector

La segunda reforma energética está en el horno. Se espera que salga en la segunda quincena de junio. Fuentes del sector aseguran que desde el Ministerio hay un hermetismo total por no dar a conocer sus principales recortes que afectarán al sector. Fuentes cercanas a Industria aseguran que se está trabajando en ello pero todavía no se ha tomado decisión alguna de qué medidas se van a llevar a cabo dentro de un mes.

Soria ha dado alguna pista pero todo indica que las medidas que tiene que tomar Industria serán duras sí o sí ya que tiene que hacer contrapeso contra los 7.000 millones de déficit que hay en cartera más lo que se va a producir en 2012 que podría aumentarse en otros 3.000. Recortar 10.000 millones en año y medio se convierte en una tarea casi imposible de realizar, señalan fuentes del sector que abogan por que Industria alargue hasta 2014 el parón del déficit.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad