El juez que manipuló la "sentencia" de La Haya impulsa ahora una Constitución catalana

stop

DEBATE SOBERANISTA

El magistrado Santiago Vidal./ED

28 de abril de 2014 (18:26 CET)

Hay quien corre antes de tiempo, quien se avanza a todos los designios políticos. Un conjunto de diez jueves están elaborando una Constitución de Catalunya, en el caso de que sea un estado independiente. Y uno de ellos, su máximo responsable, es el magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona, Santiago Vidal, el mismo que ofreció una interpretación totalmente libre de la opinión consultiva del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya sobre la declaración de independencia de Kosovo.

Vidal, en una intervención pública, aseguró que “la sentencia” podía ser utilizada, como anillo al dedo, para el caso catalán, al situar por encima de la legislación las decisiones políticas, y, por tanto, podía avalar una posible declaración unilateral de independencia de Catalunya. Leyó, con folios en la mano frases supuestamente textuales de la “sentencia”, que nunca existieron, jaleado por el movimiento independentista y por periodistas como Pilar Rahola y Jaume Barberà que las dieron por buenas sin acudir a la fuente real, la propia opinión consultiva de La Haya.

Vidal ha asegurado este lunes que, efectivamente, como había anunciado El Mundo, él personalmente, junto a otros nueve magistrados, está redactando una Constitución en el caso de que Catalunya se independice. Pero, en todo caso, según Vidal se trata de una iniciativa de la sociedad civil, que no obedece a ningún encargo del Govern de la Generalitat.

Por iniciativa propia


Eso sí, hay todo un conjunto de fuerzas políticas y de asociaciones que apoyan la iniciativa. “Hay algunos diputados de algunos partidos políticos, algunas entidades soberanistas como la Asamblea Nacional Catalana, Catalunya Sí, o Procés Constituent que conocen la iniciativa, aunque nosotros estamos trabajando por iniciativa propia, no por encargo oficial de nadie”.

Vidal es uno de los principales impulsores de redactar esa Constitución, que propone que Catalunya se constituyera como una República. El modelo que inspira a Vidal es el de Alemania, un país en el que el jefe del Estado es un cargo representativo, y cuyo primer ministro es quien tiene las tareas ejecutivas. Como medidas de regeneración democrática se sitúa la imposibilidad de permanecer en un cargo público más de dos legislaturas.

Para Convergència no es la prioridad

Esa iniciativa de “la sociedad civil” ha encontrado este lunes el apoyo de Convergència Democràtica. Su dirección, con Josep Rull y Lluís Corominas a la cabeza, ha insistido, sin embargo, en que se trata de una propuesta de un grupo de magistrados, y que lo importante para el partido son los trabajos que realiza el Consell Assesor per a la Transición Nacional (CATN), el grupo de expertos que nombró el President Artur Mas.

Rull, pese a todo, insiste en que la prioridad absoluta es poder realizar la consulta soberanista, fijada para del 9 de noviembre. “Cuando el proceso avance, entonces afrontaremos las fases posteriores, porque ahora nos queremos centrar en lo que es prioritario”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad