El PSC se une a la celebración de la Constitución con la Delegada del Gobierno

stop

35 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN

La celebración de la Constitución, este jueves./ED

05 de diciembre de 2013 (17:31 CET)

La fotografía impacta. ¿Por qué? El primer secretario del PSC, Pere Navarro, brinda con el líder de Ciutadans, Albert Rivera, con la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, y con la Delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna. Y, por supuesto, se trata de una copa de cava catalán. Y sorprende porque la defensa de la Constitución se percibe, desde el movimiento soberanista, como una defensa del status quo que se desea modificar, y en ese bloque constitucionalista, aunque los socialistas defienden una reforma, aparece el PSC. Pero la repetición de un determinado discurso por parte del mundo nacionalista ha creado, precisamente, esa percepción de extrañeza.

Llanos de Luna ha reunido a los comandos policiales, a los militares y a los líderes políticos para conmemorar el 35 aniversario de la Constitución. De hecho, era una práctica que el ex presidente Jordi Pujol también celebraba, y que instauró, con la tradición de recibir a las principales autoridades catalanas en la Generalitat. El ex presidente Pasqual Maragall lo sustituyó por la lectura de un discurso institucional, que mantuvo José Montilla, pero no Artur Mas.

La crisis económica, como prioridad

Y la delegada del Gobierno ha mostrado una cerrada defensa de la Constitución, por las libertades que proporcionó al conjunto de los españoles. Llanos de Luna ha aprovechado el acto para reclamar que se dejen las diferencias a un lado y todos los partidos políticos e instituciones se centren en la salida de la crisis, “como prioridad absoluta”. También ha asegurado que Catalunya se ha caracterizado siempre por la defensa del “constitucionalismo”, a lo largo de la historia de España, y que la Carta Magna “ha estado, está, a la altura de las expectativas que en ella se depositó”.

La cuestión es que en la política catalana se ha creado una división entre los partidos que defienden el soberanismo, y quieren celebrar una consulta de autodeterminación, y los que están en contra y defienden el orden jurídico.

Sin frentismos

Sin embargo, esa lectura es la que desea establecer el bloque soberanista, acercando su visión a la que se vivió durante décadas en el País Vasco. El PSC coincide con Ciutadans y el PP en rechazar el llamado derecho a decidir, pero si fuera acordado con el Gobierno central, defendería una consulta en Catalunya.

Los socialistas, sin embargo, no secundarán la concentración de este viernes a favor de la Constitución, en la que sí estará Ciutadans y el PP. El PSC, finalmente, y pese a las peticiones de Rivera y Sánchez-Camacho, no estará, con el argumento de que no quiere crear frentismos, según aseguró el portavoz del partido, Jaume Collboni.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad