Los concejales de Barcelona en Comú que lidera la alcaldesa Ada Colau. Eloi Badia es el segundo por la izquierda./ EFE

Un concejal de Ada Colau se lía con los sueldos de las guarderías

stop

Eloi Badia justifica su remunicipalización para aumentar los salarios, pero los maestros de apoyo difícilmente verán las supuestas mejoras

Josep Maria Casas

Economía Digital

Los concejales de Barcelona en Comú que lidera la alcaldesa Ada Colau. Eloi Badia es el segundo por la izquierda./ EFE

Barcelona, 29 de mayo de 2017 (17:45 CET)

El concejal Eloi Badia argumenta que la remunicipalización de guarderías permite pagar mejores sueldos a los maestros. No obstante, el Ayuntamiento de Barcelona ha convocado un concurso para proveer de personal de apoyo escolar a los parvularios que, según apuntan fuentes empresariales, imposibilita mejorar las retribuciones.

El ayuntamiento remunicipalizó en septiembre pasado tres guarderías que se habían creado durante el anterior mandato de Xavier Trias. Nacieron externalizadas, pero Ada Colau ha municipalizado su gestión.

En una reciente mesa redonda sobre la gestión de servicios sociales en el Ateneu de Barcelona, Badia subrayó que “lo único que nos aportaba el sector privado” en la gestión de las guarderías es que “en vez de pagar los 29.000 euros que figuran en el convenio del ayuntamiento sólo pagaban 15.000”. Añadió que el gobierno de Colau no puede permitir que “unos trabajadores vayan en una marcha y, otros, en una de distinta” respecto a las diferencias salariales del personal de las guarderías.

En el turno de preguntas, algunos empresarios rebatieron el argumentarlo de Badia, pero éste ya no se encontraba en la sala. Este debate fue organizado por la Fundación Ernest Lluch y contó con la asistencia de responsables municipales de diferentes partidos.

Límite en el precio

Desde el sector privado se insiste en que el Instituto Municipal de Educación de Barcelona (IMEB) ha sacado a concurso la provisión de personal de apoyo para guarderías que estipula un precio máximo de 15,42 euros por hora. Con este precio no se pueden hacer milagros. No da para que el personal de apoyo, aportado por empresas privadas, cobre igual que un funcionario. Además, se supone que se llevará el concurso quién oferte el importe más bajo.

Según los cálculos de un empresario del sector, a la tarifa máxima de 15,42 euros por hora se debe descontar un 6% de beneficio industrial, un 13% de gastos generales de empresa (habituales en los contratos con la administración pública) y otro 20% de seguridad social. Estos costes supondrían 5,46 euros y, por tanto, en realidad sólo quedan unos 10 euros por hora y trabajador. Se trata de cálculos aproximados.

En el mejor de los supuestos, un empleado que trabajase durante todos los días lectivos del año podría percibir 19.840 euros, incluyendo las dos pagas extraordinarias a las que tiene derecho.  En este importe no se incluyen los beneficios de la empresa, que deberían restarse de estos 19.840 euros.

Las fuentes consultadas insisten en que Badia incurre en una contradicción porque, por una parte, defiende en público sueldos más altos en las guarderías y, por otra, el concurso que han convocado para cubrir plazas de personal de apoyo no permite alegrías salariales. Badia es el responsable de las remunicipalizaciones, pero de momento ha pinchado con la de los servicios funerarios, el agua y la electricidad.

Aumento de tarifas

El concurso cuenta con un presupuesto anual superior a los 15 millones de euros. Se ha dividido en nueve lotes que engloban las 91 guarderías municipales de Barcelona. Desde el sector privado se insiste en que su coste por alumno es la mitad que en las guarderías públicas y con los mismos niveles de satisfacción. El grupo municipal de CiU mantiene que con Colau ha aumentado la tarifa de los parvularios en un 14%, que suponen una media de 400 euros anuales por niño.

El Ayuntamiento de Barcelona adjudicó en septiembre pasado la gestión de la nueva escuela municipal de música de Can Fargues a Estudi 6 SL. Esta empresa se había encargado hasta ese momento la guardería Els Patufets, de la calle Navas, una de las tres que fueron remunicipalizadas. Curiosamente, apartaron la empresa de una guardería que se había nacido externalizada, pero le adjudicaron una escuela de música de nueva creación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad