Europa bloquea los atajos fiscales de las multinacionales

stop

El parlamento europeo da luz verde a un nuevo reglamento que impide que las grandes empresas se beneficien de las legislaciones de países externos a la UE

El Parlamento Europeo ha vuelto a rechazar la lista de países que blanquean dinero. EFE

Barcelona, 27 de abril de 2017 (18:02 CET)

El Parlamento Europeo (PE) se pone serio con las multinacionales. La cámara comunitaria ha aprobado una nueva normativa que impide que las grandes corporaciones puedan aprovecharse de las diferentes legislaciones entre países de la UE y de otros Estados para reducir el pago de impuestos. 

El resultado de la votación ha sido de 591 votos a favor, 36 en contra y 12 abstenciones. Estas modificaciones buscan frenar lo que se conoce como "desajustes híbridos", es decir, aquellas prácticas que facilitan la elusión de impuestos a la hora de deducir pagos. "Estos acuerdos son frecuentemente usados por las grandes compañías con el único propósito de reducir su impuesto de sociedades", ha afirmado en un comunicado el ponente del informe, el eurodiputado socialista sueco Olle Ludvigsson.

Uno de los cambios inmediatos será que, por ejemplo, una sociedad establecida en dos jurisdicciones diferentes -dentro y fuera de la UE-  no pueda deducir los mismos gastos en ambas. Esta práctica posibilitaba que no se pagara impuestos en ninguna de ellas.

Reforma de la UE: las grandes corporaciones no podrán deducir sus gastos en diferentes jurisdicciones

Siguiendo los trámites marcados, la nueva legislación aún debe aprobarse definitivamente en la cámara de cada Estado miembro. El acuerdo europeo se enmarca dentro de los esfuerzos por reforzar su legislación contra la evasión de impuestos. Actualmente, ya existen normas comunitarias para evitar este tipo de desajustes entre los países que conforman el grupo de los Veintiocho

Y es que en muchas ocasiones los beneficios de las multinacionales pasan de países desarrollados a otros más laxos fiscalmente para terminar en paraísos fiscales. Este modus operandi permite que los beneficios reales terminen desdibujándose y, finalmente, se paguen menos impuestos. 

En abril del 2016 la Comisión Europea (CE) presentó un plan para lograr que las multinacionales con ingresos anuales superiores a 750 millones de euros tengan que incluir en su página web información clave sobre su actividad tributaria en los países europeos en los que operan.

A propósito, el informe de Intermón Oxfam de 2017 concluyó que, por ejemplo, los principales bancos europeos obtienen el 26% de sus beneficios en paraísos fiscales, un porcentaje "nada acorde con la actividad económica real que desarrollan en dichas jurisdicciones".

Del mismo modo, un trabajo elaborado por el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa precisa que las grandes empresas españolas tienen, en su conjunto, 1.285 filiales en países 'offshore'RSC es una organización sin ánimo de lucro que, desde 2004, analiza la transparencia de las grandes empresas españolas en base a la información que trasladan a los inversores y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad