Fallece Peces-Barba, el padre de la Constitución contrario al Estatut

stop

A LOS 74 AÑOS

Gregorio Peces-Barba muere a los 74 años

24 de julio de 2012 (12:12 CET)

Gregorio Peces-Barba, uno de los siete padres de la Constitución, ha fallecido este martes. Tenía 74 años y durante la última semana ha estado ingresado en el hospital universitario Central de Asturias con una insuficiencia renal.

Durante los debates sobre la reforma de l'Estatut de Catalunya, sus opiniones contrarias generaron intensas polémicas en el debate político. Una vez conocida la sentencia que limitaba el texto, Peces-Barba defendió que la decisión se tomó "con mucha prudencia y sentido común". "Estoy muy de acuerdo con la sentencia", indicó, añadiendo que hubo "una desmesura y una falta de sentido común por parte de diputados y políticos catalanes".

El fallo del Tribunal Constitucional provocó el rechazo masivo de la sociedad catalana, expuesto con manifestaciones multitudinarias en las grandes ciudades. El centro de Barcelona, en junio de 2010, congregó a más de un millón de manifestantes.

Jurista de profesión, Gregorio Peces-Barba, ex presidente del Congreso de los Diputados con el PSOE ha muerto en Oviedo, donde llevaba ingresado desde el pasado 16 de julio, debido a una insuficiencia renal complicada con una cardiaca, según confirmaron fuentes del Partido Socialista de Madrid.

Su cuerpo será trasladado en las próximas horas a Madrid.

Peces-Barba nació en Madrid el 13 de enero de 1938 y, después de estudiar el Bachillerato en el Liceo Francés de esta ciudad, se matriculó en Derecho en la UCM, donde se licenció y se doctoró 'cum laude' con una tesis sobre el filósofo Jacques Maritain.

Coautor de la Constitución

Más tarde, en la transición, Peces-Barba se convirtió en uno de los siete padres de la Constitución Española, junto a Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, Gabriel Cisneros y José Pedro Pérez Llorca (UCD); Manuel Fraga Iribarne (AP), Jordi Solé Tura (PCE) y Miquel Roca (CiU).

Tras las elecciones generales de 1982, en las que el PSOE obtuvo la mayoría absoluta, fue elegido presidente del Congreso con 338 votos a favor y ninguno en contra. Después de esta etapa, que se prolongó cuatro años, abandonó las Cortes y se dedicó a la enseñanza.

Años más tarde, Peces-Barba definió aquella legislatura como una "auténtica revolución", en la que "se pusieron en marcha instituciones como el Defensor del Pueblo, se culminó el proceso autonómico y se colocó en su sitio a la Fuerzas Armadas".

En 1989, fue nombrado presidente de la Comisión Gestora de la Universidad Carlos III de Madrid, que se pusó en marcha un año después y que ya cuenta con 40 titulaciones. Desde entonces, ocupó el puesto de rector y fue sucedido en 2007 por el estadista Daniel Peña.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad