Iceta: "Puedo garantizar que el 28S no habrá independencia"

stop

Entrevista con el primer secretario del PSC

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta

en Barcelona, 23 de julio de 2015 (21:47 CET)

El PSC no atraviesa por su mejor momento. La irrupción de Podemos en el mapa político y la deserción de algunas de sus figuras de toda la vida hacia las filas del independentismo han debilitado al partido que más poder ha llegado a tener en Cataluña. Pero el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, está más que dispuesto a superar los contratiempos y a dar la batalla en las urnas el próximo 27 de septiembre.

Y es que Iceta tiene un as en la manga: el federalismo. "El camino federal no es fácil, pero existe. Para la independencia ni siquiera hay camino", dice. "El PSOE se ha molestado en diseñar ese sendero. En el acuerdo de Granada, se detalla la vía de la reforma constitucional, que pasa por reconocer los hechos diferenciales, las competencias, los recursos de las autonomías o la presencia de las comunidades en el Gobierno del Estado. También habrá que añadir elementos de calidad democrática y de blindaje de derechos sociales", añade.

Reforma federal

El líder del PSC vende esta reforma federal con entusiasmo, sin desanimarse por las críticas de los independentistas, que tildan de utopía esa posibilidad de cambiar España, ni por las del PP, que apuesta por dejar las cosas tal y como están. "Veo a Podemos, y también a Ciutadans, dispuestos a cambiar. Si se abre la negociación, el PP también se verá obligado a entrar. La reforma es posible, pero no se puede hacer de un día para otro, no es como comprar un piso llave en mano, habrá que negociar".

Y así, armado con su proyecto federalista y con su voluntad negociadora, Iceta se propone lidiar con su gran enemigo electoral: la lista independentista de Artur Mas, a la que las encuestas vaticinan un buen resultado. A Mas y a su propuesta secesionista, el PSC les contestará con la ley en la mano.

"Lo de Mas no es una lista unitaria"

"Lo de Mas no es una lista unitaria. Es una de las listas independentistas. Llamemos a las cosas por su nombre. No les hagamos favores usando las expresiones que ellos quieren. Es la lista de Mas con otros. Han intentado hacer una lista transversal y han conseguido que parte de la gente que quiere la independencia se una, pero en realidad es una lista para mantener a Mas en la Generalitat", reflexiona.

Mas ha conseguido que ERC, la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural se sumen a su candidatura y que sea un ex de ICV, Raül Romeva, quien la encabece. Para Iceta, eso es simplemente una artimaña del presidente de la Generalitat "para que otros den la cara por él". "Al no ser cabeza de lista, Mas no participará en los debates, ¿cómo le pido explicaciones a Romeva de lo que ha hecho el Govern de CiU?", se pregunta. Y concluye que "Mas no quiere dar cuentas de su gestión, que ha sido desastrosa".

"La ley no puede desobedecerse"  

Mas esquivará el asunto de los recortes y ahondará en la independencia. La quiere declarar prácticamente de inmediato si su lista gana las elecciones, pero Iceta avisa de que ese plan no tiene recorrido: "Puedo garantizar totalmente que el 28 de septiembre no habrá independencia. La ley no puede desobedecerse. Ningún gobierno de España puede permitir que eso ocurra".

"Es fácil", señala Iceta, pues "el Estado dispone de los elementos necesarios para evitarlo. El problema se soluciona con medio abogado del Estado. No necesitamos más. Estamos en un Estado de Derecho. Los que proclaman la independencia están proponiendo una fantasía".

"Con la mitad más uno no se puede tomar una decisión irreversible"

"Una declaración de independencia no tiene efecto real. Sólo podría tenerlo si se reconociese en el extranjero y eso es un brindis al sol. ¿A quién le interesa incorporar un nuevo estado? ¿A China? ¿A Rusia? ¿A Estados Unidos?", pregunta de forma retórica.

Y aunque reconoce la legitimidad de Mas para intentar ese camino de la independencia, Iceta recuerda que el president carece "de legitimidad para saltarse la ley". "Con la mitad más uno se pueden hacer muchas cosas, pero no tomar una decisión tan grave e irreversible como la de declarar la independencia, concluye el líder del PSC, que está convencido de que "la mayoría de Cataluña no es independentista. Lo veremos el 27-S".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad