Oriol Junqueras, en el Parlament, en una imagen tomada entre los barrotes de la escalera de honor del edificio

Junqueras desarma a Torra antes de su siguiente cita con Sánchez

stop

El líder de ERC defiende que la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat siga aunque no haya un acuerdo para que Cataluña ejerza la autodeterminación

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Oriol Junqueras, en el Parlament, en una imagen tomada entre los barrotes de la escalera de honor del edificio

Barcelona, 09 de febrero de 2020 (23:30 CET)

Que Oriol Junqueras y Quim Torra no piensan lo mismo sobre cómo abordar la crisis catalana está más o menos claro. Lo que no era tan evidente es que las líneas rojas de uno y otro son muy diferentes y que, por tanto, uno puede acabar fuera de la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat y que otro puede seguir dentro.

ERC forzó al PSOE a aceptar la mencionada mesa de diálogo como precio político de su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez. Y no piensa levantarse de ella así como así, sino que desea ver hasta dónde están dispuestos a llegar a los socialistas, aun sin conceder la autodeterminación de Cataluña.

"Nosotros no nos levantaremos nunca de ninguna mesa que sirva para hablar", dijo este domingo Junqueras en una entrevista protagonizada desde la cárcel de Lledoners ante las cámaras de La Sexta en el programa Lo de Évole. No lo haría, explicó, incluso aunque la autodeterminación desaparezca de la negociación porque contempla la posibilidad de que ambas partes lleguen a otro acuerdo sobre "cómo consultar el futuro político de Cataluña".

Cabe recordar en este punto que la mesa de diálogo prevé su propio desenlace: la celebración de una consulta sobre algún acuerdo alcanzado. "Si se llega a algún acuerdo, valdrá la pena consultar sobre este acuerdo", afirmó Junqueras, desmontando así la estrategia de "referéndum o referéndum" que Torra defiende antes de volver a verse las caras con Sánchez este mes.

En todo caso, el líder de ERC aclaró que eso no significa su renuncia definitiva al referéndum vinculante de independencia. "Nosotros no renunciaremos nunca a que haya un referéndum de autodeterminación e intentaremos siempre pactar las condiciones en que se celebra, el cómo, el cuándo, el contenido, la pregunta, la forma de hacerla, las mayorías necesarias. Pero es posible que en este aspecto nunca haya un acuerdo”, admitió.

Junqueras y su nefasta relación con el PSC

Al margen de la estrategia independentista y de su relación el Gobierno, Junqueras dejó al descubierto su principal animadversión política. Y no es el PP. Ni es Vox. Ni tampoco es su principal adversario del frente independentista, Junts per Catalunya. Sino que es el PSC.

"Hay personas que saben que somos absolutamente inocentes de los delitos por los que hemos sido condenados y que a pesar de conocernos desde hace mucho tiempo o han guardado silencio o han aplaudido nuestra cárcel”, dijo en alusión al PSC y también a su líder, Miquel Iceta.

E insistió: "Hay una diferencia muy clara, que es que a mí el señor Pedro Sánchez no me conocía de nada pero el señor Miquel Iceta sí. Y por lo tanto si alguien sabe que soy inocente, yo y mis compañeros, es precisamente el que más nos conoce”.

Lo cierto es que Iceta lleva varias semanas intentando reconciliarse con Junqueras a base de discutir la condena por sedición de la sentencia del Tribunal Supremo. Según el líder de los socialistas catalanes, no hay "nada bueno" en que el líder de ERC pase 13 años en la cárcel y, por eso, es uno de los grandes defensores de acelerar la reforma del Código Penal para modificar las penas por sedición.

Los esfuerzos de Iceta por aproximarse a Junqueras están siendo en balde por el momento, ya que el líder de ERC se la tiene guardada al PSC. "Si el PSOE ha aceptado (la mesa de diálogo) es porque no ha tenido otra solución aritmética porque siempre se ha negado. No romperé mesas de negociación con nadie, tampoco con los que aplauden nuestra prisión. Pero al PSC siempre se lo recordaré. Estoy convencido de que siempre tendrán que bajar la mirada, saben que no tendríamos que estar en la cárcel y han colaborado en esta cárcel injusta", dijo

En este punto también se refirió a la (im)posibilidad de llegar a un acuerdo de gobierno en Cataluña con el PSC. Descartó por completo esta sociedad y señaló con toda claridad a Junts per Catalunya como su aliado. "Es más fácil entenderte con alguien que ha sido víctima de la represión. Un pacto con el PSC es imposible. El PSC hizo un comunicado aplaudiendo el 155", subrayó. 

Junqueras y su modelo de cárcel abierta

Por lo demás, la entrevista de Junqueras sirvió para ver al preso defender un modelo de cárcel alternativo. "Pensaría en modelos más abiertos, en cumplimientos de pena más abiertos, sin muros", dijo en referencia a los penales de los países escandinavos. "Cuanto más abierto es el modelo más fácil es la reinserción", consideró.

También dejó algunos detalles. Ha aprendido jerga de la cárcel como la palabra chabolo para referirse a la celda. Y da decenas de clases a los reclusos. "Doy clases de historia y cine, doy taller de ajedrez, taller de lectura y de literatura", relató.

Por último, negó estar recibiendo un trato privilegiado en la cárcel de Lledoners. "Recibo el mismo trato que todo el mundo, y todos mis compañeros lo saben. Hay 600 y pico presos que son testigos de ello cada día. Al contrario, yo intento colaborar con todo, doy clases, me preocupo de todos, juego con ellos a fútbol, o a basquet, o a voleibol o a ping-pong, o ajedrez o lo que haga falta. Creo que la relación es, no buena, buenísima, y si tuviese privilegios no podría ser buena porque ellos notarían que hay una injusticia”, aseguró.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad