El vicepresidente del gobierno de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras. EFE

Junqueras sólo concede a Puigdemont una presidencia simbólica

stop

El líder de ERC ve inviable gobernar Cataluña desde Bélgica o la prisión y habla de una doble presidencia: la ejecutiva y la institucional

Barcelona, 01 de febrero de 2018 (14:54 CET)

La presión para apartar a Puigdemont continúa. El presidente de ERC, Oriol Junqueras, señaló como inviable la posibilidad de gobernar Cataluña desde la cárcel --en la que él se encuentra recluido-- o desde Bruselas. Por ello, sugirió la idea de "combinar una presidencia legítima, aunque simbólica, con una ejecutiva", al frente de la Generalitat.

A la pregunta de si "es posible presidir la Generalitat desde el exilio", en alusión al candidato de JxCat a la investidura, Carles Puigdemont, contestó: "La cuestión es si el Parlament puede investir a un diputado electo. Ahí radica un principio democrático elemental, lo que no quita que las circunstancias puedan obligar o impedir que esa presidencia sea efectiva. Y que se deba combinar una presidencia legítima, aunque simbólica, con una ejecutiva".

A su juicio, un problema parecido se plantearía si se planteara que fuera él quien presidiera el Govern: "La prisión tiene muchas limitaciones. Vendría a ser lo mismo en el fondo", aseguró en una entrevista a Diario16. Junqueras expresó su "respeto" hacia la postura de Puigdemont desde Bélgica, aunque admitió que "eso no quita que no haya distintos puntos de vista".

El líder independentista también reconoció sentirse "dolido" por no haber podido participar en la campaña electoral del 21D.  "Eso implica una enorme desventaja. Pese a todo, ERC ha logrado un gran resultado, ha ensanchado y ha renunciado a pelear por el voto convencido, con absoluta generosidad. La victoria del independentismo y la derrota del 155 no se explica sin ERC", celebró.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad