La CUP planta a Junqueras con los Mossos como excusa

stop

La diputada Eulàlia Reguant asegura que se trata de una respuesta ante "la brutal actuación de los Mossos" en el desalojo de un banco ocupado en Gràcia

Las diputadas de la CUP Eulàlia Reguant y Anna Gabriel en una junta de portavoces del Parlament

Barcelona, 24 de mayo de 2016 (13:45 CET)

Mal inicio. Aunque el consejero catalán de Economía, Oriol Junqueras, ha querido mimar a la CUP, con la inclusión de un plan de choque con medidas sociales, la formación anticapitalista ha decidido no presentarse a la reunión con los grupos parlamentarios para informarles de los presupuestos de 2016.

La CUP ha decidido "pasar" de Junqueras, como protesta por "la brutal actuación de los Mossos" tras el desalojo de un banco ocupado en el barrio de Gràcia de Barcelona. Lo ha explicado la diputada de la formación anticapitalista, Eulàlia Reguant, que sí ha acudido al Parlament para recoger el proyecto.

Sin embargo, no ha participado, con el resto de portavoces parlamentarios en la reunión previa del consejero Junqueras, en la que se detallan las grandes cifras de las cuentas de la Generalitat.

Acusación a los Mossos

El conflicto social, de nuevo, domina la política catalana, con el mensaje de la CUP de que los Mossos d'Esquadra son "la correa de transmisión de los intereses privados". Ha sido la diputada Anna Gabriel --a quien Artur Mas exigió que dejara su escaño tras el acuerdo entre Junts pel sí y la CUP--, quien ha reiterado que la policía autonómica actuó de forma "desproporcionada".

Gabriel ha pedido que el Govern se retire como acusación particular de las causas contra activistas, como la de Can Vies y de las huelgas generales del 29M y el 14N. Un mal presagio para Junts pel sí, que quiere contar con el apoyo de la CUP para sacar adelante los presupuestos de 2016. La CUP aún no ha condenado el ataque informático que desnudó la intimidad de 5.600 agentes de los Mossos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad