La dimisión de Gallardón abre la primera crisis en el Gobierno de Rajoy

stop

El ex alcalde de Madrid deja la política después de que el presidente del Ejecutivo le desautorice al retirar la ley del aborto

Alberto Ruiz Gallardón y Mariano Rajoy / EFE

23 de septiembre de 2014 (20:21 CET)

La dimisión de Alberto Ruiz Gallardón como titular de Justicia abre la primera crisis de Gobierno en el Ejecutivo de Mariano Rajoy, una dimisión forzada por el propio presidente pocas horas antes de salir de viaje oficial a China al anunciar públicamente la retirada de la polémica ley del aborto.

El que debía ser el proyecto estrella del ya ex ministro de Justicia nunca verá la luz. Él sabía que iba a ser desautorizado, por lo que la semana pasada ya anunció a Rajoy su intención de presentar la renuncia.

También abandona su escaño en el Congreso y deja la actividad política de partido, a la que se ha dedicado en los últimos 30 años. Cuando se incorporó al Ejecutivo era el ministro mejor valorado, según el CIS, pero deja el cargo siendo el penúltimo.

Dividir a la sociedad

Gallardón no ha conseguido el consenso necesario entre las fuerzas políticas para modificar una ley tan sensible como polémica. Esa es la explicación oficial. El PP ha admitido que la norma estaba “dividiendo” a la sociedad y Rajoy, con las elecciones municipales de 2015 en el horizonte, ha preferido dejar en el cajón la reforma que proponía el ministro. "Creo que he hecho lo mejor", indicaba este mediodía el presidente del Gobierno.

La versión de los hechos del propio Gallardón no coincide del todo con la de Rajoy. Aunque el ex ministro niega sentirse desautorizado, sí admitió su responsabilidad por no haber sabido llevar a buen puerto el "encargo" del Gobierno.

Le faltó capacidad

Renuncia porque no ha tenido "capacidad" para convertir el "anteproyecto de ley" que aprobó el Consejo de Ministros del 20 de diciembre del año pasado en un "proyecto de ley".

La semana pasada, Gallardón avanzaba que la medida no veía la luz, de momento, porque el departamento tenía que centrar sus esfuerzos en el desafío catalán. En la presentación pública de su renuncia dijo que su equipo ha redactado en colaboración con la abogacía del Estado el recurso a la ley de consultas catalana, texto que aún no ha sido publicado en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC).

Tras la decisión de Rajoy de dar marcha atrás, a Gallardón no le quedaba otra que convocar a los medios y confirmar que dejaba su cargo en el Ministerio de Justicia. Una decisión que ya avanzaban las redes sociales minutos antes.

Rechazo de la oposición

El ex alcalde de Madrid no dará explicaciones en el Congreso hasta este miércoles, una decisión criticada por otros dirigentes políticos como Gaspar Llamazares (IU).

El texto que finalmente no verá la luz provocó desde el primer momento el rechazo de la oposición y dio pie a campañas de protesta y manifestaciones sociales en contra del endurecimiento de la ley.

Malformación física

Entre los principales motivos, el ministerio proponía retirar el supuesto legal de aborto por malformación física y la única salida que se le permitía a la madre era alegar otros daños como el psicológico. Era el punto más controvertido de una ley que según muchos sectores sociales, conllevaba un retroceso normativo tres décadas atrás.

Las reacciones a la decisión del Gobierno no se han hecho esperar. El PSOE, principal partido de la oposición, reclamó su dimisión inmediatamente después de que Rajoy hiciera su anuncio, al tiempo que se atribuía el triunfo de la retirada de la ley del aborto. Por otro lado, los grupos pro vida ya han lazado un órdago a Rajoy. Es el caso de Derecho Pro Vida. Su portavoz, Gador Joya, ha asegurado que al jefe del Ejecutivo “no le ha temblado el pulso para escupir en la cara a los españoles".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad