Barcelona, desde la Sagrada Família | EFE

La FAVB aborda a los turistas para que no hablen de Barcelona

stop

La Federación de Asociación de Vecinos de Barcelona lanza una campaña para que los visitantes de la ciudad no expliquen que han estado en ella

Barcelona, 31 de julio de 2019 (20:49 CET)

La Federación de Asociación de Vecinos de Barcelona (FAVB) ha lanzado esta semana una campaña para evitar que lleguen más turistas a la ciudad, aunque esta actividad es una de las principales fuentes de ingresos para la capital catalana.

La FAVB se ha puesto en marcha en lugares como la Sagrada Familia y ha consistido en abordar a los turistas para pedirles que no hablen sobre Barcelona una vez regresen a sus países de origen. "Hemos querido hacer conscientes a los turistas de que tienen algo que hacer y es no explicar que han estado en la ciudad, no explicar los tesoros que han conocido", explicó la presidenta de la FAVB, Anna Menéndez.

Menéndez siguió el ejemplo de los buscadores de setas, que salen a su encuentro sin explicar en qué sotobosque han encontrado níscalos o huevos de rey. "Igual que cuando uno va a la montaña a cazar (sic) setas y no lo explica", dijo la presidenta de la FAVB.

La FAVB y las subvenciones

La FAVB, una entidad que cuenta con importantes subvenciones del Ayuntamiento de Barcelona, denuncia la "turistificación" en Barcelona desde hace tiempo y reclama que se ponga freno a los visitantes porque, a su entender, suponen graves alteraciones en barrios como Ciutat Vella y el Eixample.

La entidad vecinal ha distribuido cientos de dípticos en los que culpa al turismo de fenómenos como el encarecimiento de la vivienda y la pérdida de comercios tradicionales. Por todo ello, reclaman a los visitantes que no expliquen su experiencia en Barcelona para evitar que el boca-oreja siga en aumento.

Después de abordar a los turistas en la Sagrada Familia, la FAVB se propone ahora desplazarse a otros lugares emblemáticos como Las Ramblas de Barcelona. "Es una campaña que quiere ser llamativa, amable con el turista, no culpabilizarlo pero sí hacerlo consciente de que forma parte del problema", dice la presidenta de la FAVB.

La actividad turística en Barcelona supuso el año pasado un total de 30 millones de pernoctaciones para la capital catalana. Pero lejos de ver en este dato un motivo para la satisfacción, la FAVB considera que hay que mitigar las visitas y, por eso, es partidaria de medidas como no ampliar el Puerto de Barcelona para neutralizar la llegada de más cruceristas, así como de estancar el volumen de operaciones aeroportuarias en El Prat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad