La Generalitat intentará vender su patrimonio a inversores de Cannes, Londres y Nueva York

stop

La conselleria de Economía convoca para el 11 de julio la subasta de 13 inmuebles por 215 millones

07 de marzo de 2014 (11:41 CET)

La Generalitat de Catalunya sacará a subasta el próximo 11 de julio 13 inmuebles ubicados en el centro de Barcelona con un precio de salida de 215 millones. El gobierno catalán necesita 2.300 millones de ingresos en 2014. El presidente Artur Mas (CiU) sabe que se “ha tocado hueso” en el Estados de Bienestar. Por ello, la desinversión en patrimonio es la vía con la que el ejecutivo quiere obtener liquidez y rebajar el déficit al 1% del PIB.

Para ello, el gobierno de Mas presentará el portafolio a inversores de Barcelona, pero sobre todo, a posibles compradores los internacionales. El primer paso lo dará en la feria de Mercados Internacionales de los Profesionales Inmobiliarios (MIPIM) que se celebrará en Cannes (Francia) la próxima semana.

Inversores internacionales

Pero no será el único mercado en el que el Ejecutivo catalán intentará colocar su patrimonio. El foco también se ha puesto en los inversores inmobiliarios de Londres (Reino Unido) y Nueva York (Estados Unidos).

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, presentó el pasado diciembre las líneas generales de esta estrategia: vender edificios en propiedad en el centro de la ciudad o dejar los que ya tienen arrendados para reubicarse en zonas periféricas, mucho más económicas. Este viernes, la Generalitat ha detallado el lote y el importe de cada uno de los edificios.




Sedes de Benestar y Justicia


La joya del lote es la sede de Benestar Social (Passeig del Taulat), que tendrá un precio de salida de 35,2 millones de euros. También se han incluido las dependencias de los servicios territoriales de salud en Barcelona (calle Pere IV), que saldrán a subasta por 28 millones. La sede de Justicia, en calle Casp, tendrá un importe de venta de 23,4 millones.

A ellos se sumarán otros edificios como las dependencias de la Conselleria de Economía. Concretamente, se pondrán a la venta las oficinas de calle Pamplona por 22,3 millones y sus dependencias en Via Laietana, por otros 13,7 millones.


Desinversión patrimonial


De los trece edificios, el uso es libre excepto el de los inmuebles de Via Laietana, Passeig del Taulat, calle Girona, calle de La Rambla, paseo de la Banca y paseo de Sant Joan. Todos ellos tienen una cualificación de uso administrativo. El futuro propietario tendrá que firmar un contrato de alquiler con la generalitat por un periodo máximo de cinco años por seis de los trece edificios y de 20 años, para el resto de inmuebles.

El lote se valora en 215 millones, pero el importe de licitación de la segunda subasta se ha fijado en 172 millones, un 20% inferior que en la primera convocatoria.

La carta de Mas

El president Mas ha asegurado este viernes en una entrevista en Rac1 que los nuevos recortes se han acabado. Para ello, sacarán el máximo provecho de su patrimonio. Y, aunque quedan nueve meses para saber si la apuesta de la Generalitat ha tenido o no efecto, Mas se ha mostrado confiado de conseguir esos 2.300 millones de ingresos por la vía de la desinversión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad