La Generalitat no garantiza el fin de los vertidos de petróleo en el Camp de Tarragona

stop

El 'conseller' Recoder reclama a Repsol YPF “que se ponga las pilas” tras admitir que Catalunya tiene "un grave problema" en la plataforma de la compañía que preside Brufau

17 de enero de 2011 (00:40 CET)

Tras dos vertidos de petróleo que contaminaron las aguas de Salou y Sant Carles de la Ràpita en las últimas semanas, desde la Generalitat no garantizan que hayan terminado las fugas en la plataforma petrolífera de Repsol YPF del Camp de Tarragona. Utilizando su cuenta personal de Twitter, el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, pedía este domingo a la compañía energética que se "pusiera las pilas" y certificara que no se repetirían los incidentes.

Además, Recoder reconocía que "tenemos un grave problema en el Camp de Tarragona" con el grupo. Entre los dos sucesos se han vertido más de 100.000 litros de crudo en el Mediterráneo, tal como notificó Repsol, petrolera que preside Antoni Brufau, a Salvamento Marítimo al conocer las fugas. Han achacado a errores humanos los vertidos. Tras decretar la emergencia ambiental, los equipos de emergencia de la Generalitat pudieron disipar el carburante en el agua en colaboración con la empresa y los pescadores de la zona.

Con todo, desde entidades ambientalistas como Green Peace han puesto el grito en el cielo al conocer la situación. Y es que aseguran que los productos químicos que usaron para evaporar la mancha de crudo son muy perjudiciales para el ecosistema marítimo. Unas quejas a las que se debe sumar la investigación que está realizando la Fiscalía de Tarragona para averiguar si Repsol cometió un delito contra el medio ambiente con el vertido, intencionado o por negligencias, en el Delta de l'Ebre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad