La Generalitat quiere ingresar más de 450 millones con la venta de inmuebles

stop

MEJORAR LAS CUENTAS PÚBLICAS

Artur Mas se vende la Conselleria de Ensenyament

22 de septiembre de 2011 (19:10 CET)

El Govern de Artur Mas quiere ingresar más de 450 millones de euros con la venta de 26 edificios públicos. Unos inmuebles que han sido adjudicados este jueves en dos lotes a las agencias Aguirre Newman y Jones Lang Lasalle, valorados en 228,5 y unos 200 millones de euros, respectivamente. Tienen tiempo hasta finales de año para conseguir un ansiado balón de oxígeno para las arcas catalanas.

“La venta de los edificios que forman los lotes es una oportunidad única, porque no es habitual encontrar disponibles en el mercado activos tan atractivos, que tienen gran recorrido en el mercado y que, por tanto, contarán con una alta visibilidad a nivel internacional”, afirma la directora general de Aguirre Newman Barcelona, Anna Gener, en declaraciones a Economía Digital. Asimismo, destaca que los potenciales inversores “tienen garantizada una rentabilidad inmediata, asegurada a largo plazo y con la solidez de un arrendatario como la Generalitat”.

Y es que entre el conjunto de activos que buscan comprador hay edificios tan representativos como la sede de la Conselleria de Ensenyament, situada en el número 202 de Via Augusta o el número 19 de Passeig de Gràcia.

Valorar compradores

Desde ambas consultoras comentan que en los próximos días analizaran con detalle todos las ofertas que les lleguen. “Estamos convencidos del interés que va a despertar a inversores nacionales e internacionales, ya sean fondos, family offices o particulares” afirma Gener.

Se trata del segundo y tercer lote de activos inmobiliarios que el Govern catalán se vende para conseguir mejorar las finanzas públicas. El pasado 1 de septiembre también adjudicó a Jones Lang Lasalle un primer paquete valorado en unos cien millones de euros. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad