La letra pequeña de la tarifa plana a la Seguridad Social

stop

La reducción está supeditada al mantenimiento de los puestos de trabajo al menos por tres años

Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa. EFE

28 de febrero de 2014 (15:29 CET)

La nueva tarifa plana de cotización a la Seguridad Social para la nueva contratación de empleados, con la cual la empresa pagará sólo 100 euros al mes por cada trabajador, tendrá condiciones de obligado cumplimiento.

El Gobierno exigirá a los empresarios el mantenimiento de los puestos de trabajo durante, al menos, tres años. Si el trabajador es despedido antes de esa fecha, el empresario deberá devolver las cantidades descontadas en función del tiempo de contratación. Sólo el cierre de la empresa los exoneraría de no devolver el dinero. Las empresas que hayan despedido a trabajadores no podrán optar a la oferta.

La tarifa reducida, anunciada el miércoles por Rajoy, también se aplicará a los empleos temporales que se conviertan en indefinidos y a los contratos de tiempo parcial que se firmen hasta el 31 de diciembre. El Gobierno calcula que las empresas se ahorrarán 3.500 euros al año en cotizaciones.

Los cálculos

“Estamos hablando de la creación de empleo nuevo. La reforma laboral decía 45.000 empleos nuevos cada mes. Esperamos que con esta medida, la creación de empleo sea superior. Estamos haciendo el cálculo”, explicó la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

El Consejo de Ministros también aprobó medidas para facilitar las fuentes alternativas de financiación a las empresas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad