Las empresas podrán iniciar su actividad sin tener todos los permisos

stop

PROYECTO DE LEY

El antiguo conseller de Empresa e Interior, Felip Puig

Barcelona, 16 de diciembre de 2014 (18:40 CET)

"Un impulso al tejido empresarial, con el objetivo de reducir los trámites y agilizar la gestión". Con esa determinación, el conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig, ha destacado el proyecto de ley que este martes ha aprobado el Consell Executiu.

La norma, que estará pendiente ahora de que se apruebe en el Parlament, "reduce los trámites, incrementa la transparencia y la simplicidad de los procedimientos y elimina el tiempo para iniciar una actividad", según el propio documento del Govern. Pero llega a las puertas de un posible adelanto electoral, cuando el Govern de CiU lleva gobernando desde finales de 2010. 

Esa es, de hecho, una de las grandes reivindicaciones del mundo empresarial, que, todavía, ningún Govern ha conseguido satisfacer. Lo intentó el tripartito, con el propósito de reducir las gestiones para constituir una empresa, y ahora lo impulsa el Gobierno de Artur Mas.

Un ahorro de 68,4 millones de euros


La norma que desea aprobar, según el Govern, "beneficiará a 53.700 nuevas empresas al año". Y se calcula que podría suponer un ahorro de unos 68,4 millones de euros para las empresas.

El proyecto de ley introduce un cambio sustantivo, si, finalmente, se aplica con eficacia. Y es que se incorpora la llamada declaración responsable y la comunicación previa, como mecanismos de control para iniciar las actividades económicas, una idea inspirada en la legislación de los países anglosajones.

Una medida para eliminar medio millón de documentos


Es decir, que con esas dos cuestiones podrían quedar ya habilitadas de forma inmediata actividades económicas que no se consideren de riesgo, que, en la práctica, representan más del 75% del total de las iniciativas empresariales.

Con la medida se podrían eliminar más de medio millón de documentos.

Claro que el problema que tendrá el Govern es la propia aprobación del proyecto de ley, porque la idea del conseller Puig es que se apruebe en el próximo periodo de sesiones del Parlament, y el President Artur Mas sigue valorando un adelanto de las elecciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad