El juez del tribunal Supremo, Pablo Llarena

Llarena divide la causa del 1-O para juzgar a Junqueras por la vía rápida

stop

El juez Pablo Llarena divide la causa del 'procés' para evitar que la decisión de Alemania sobre Carles Puigdemont demore el procedimiento

Barcelona, 11 de mayo de 2018 (10:26 CET)

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha dividido la causa del procés en dos, una para los dirigentes independentistas fugados y otro para los procesados que se encuentran en España. De esta manera, podrá acelerar la causa contra Oriol Junqueras y el resto de procesados en España.

Según La Vanguardia, el magistrado busca evitar que las decisiones de los tribunales europeos sobre la entrega del expresidente Carles Puigdemont y del resto de fugados retrasen el juicio por rebelión.

La actuación judicial permitirá que en otoño se celebre el juicio por el procés, con independencia de los procedimientos de entrega en Alemania, Bélgica y Suiza. En la pieza separada se incluye a Carles PuigdemontMarta Rovira y los exconsejeros Toni Comín, Lluis Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí, así como la exdiputada de la CUP, Anna Gabriel.

El sumario contra el ex vicepresidente Oriol Junqueras, el resto de los exconsejeros, los ex miembros de la Mesa del Parlament y la expresidenta de la CUP, Mireia Boya, sigue adelante en España y podría suceder que se celebrara la vista oral en ausencia del máximo responsable, Puigdemont, si se demora la entrega por parte de la justicia alemana.

Posible inclusión de Salvadó y Jové

La Fiscalía apoya el movimiento de Llarena, según La Vanguardia, porque los procesados fuera de España pueden ser juzgados de forma independiente al existir elementos suficientes para ello. Queda pendiente que el juez decida si incorpora a la causa al exsecretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, y al antiguo número 2 de Junqueras en Economía, Josep María Jové.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad