Los diputados catalanes se embolsan hasta 46.000 euros por cuatro días de trabajo

stop

Los parlamentarios no han tenido tareas por la corta duración de la legislatura, pero cobrarán la nómina hasta abril

La Mesa del Parlament durante la sesión de constitución de la Cámara.

Barcelona, 07 de enero de 2016 (04:00 CET)

La legislatura ha sido muy breve. La más breve de la historia. Si no se produce un acuerdo de última hora, Artur Mas convocará elecciones el lunes para el próximo 6 de marzo. Los diputados electos no han tenido tiempo de ponerse a trabajar, pero sí han cobrado la nómina y la seguirán percibiendo al menos hasta abril, cuando sus sustitutos tomen posesión de sus actas.

En total, los parlamentarios de esta onceava legislatura en el Parlament han trabajado cuatro días. El 26 de octubre, cuando se celebró el pleno de constitución de la Cámara. El 9 de noviembre, que fue una jornada dura, pues hubo doble sesión. Por la mañana, se aprobó la declaración de independencia. Por la tarde, se realizó la primera sesión de investidura.


Dietas y viajes

El 19 de noviembre tuvo lugar la segunda sesión de investidura y para este jueves se prevé la celebración de un nuevo pleno cuya misión será la de nombrar a los senadores autonómicos por la comunidad. El lunes, se disolverá el Parlament y, a no ser que algún imprevisto obligue a convocar a la diputación permanente, sus señorías ya no tendrán trabajo.

Los emolumentos de los diputados varían en función de sus cargos dentro de la Cámara y en los grupos parlamentarios y del lugar donde vivan. Así, los parlamentarios con ingresos más bajos, es decir, los que son rasos y viven en Barcelona perciben 2.871 euros de sueldo más otros 1.543 en concepto de gastos y viajes, lo que supone un salario bruto mensual de 4.414 euros, según se desprende del portal de la transparencia parlamentario.


Complemento por cargo

Esos diputados cerrarán la legislatura, tras seis meses con su acta vigente, habiendo percibido un salario de 26.484 euros brutos por haber acudido esos cuatro días para cumplir con sus obligaciones. La retribución es algo más elevada para los parlamentarios que viven fuera de Barcelona porque se incrementa la partida por gastos y viajes. Así, un diputado por Girona recibe el sueldo de 2.871 euros más otros 2.154 mensuales por los traslados, lo que supone 5.025 euros brutos al mes y equivaldrá a 30.150 euros brutos por esta corta legislatura.

Los parlamentarios con cargo, jefes de grupo parlamentario o portavoces, han trabajado un poco más, aunque también han cobrado mucho más. La Junta de Portavoces se ha reunido siete días a lo largo de la legislatura. Sus miembros perciben un salario de 2.809 euros, con un complemento por el cargo de 2.817 euros y unas dietas de 1.543 euros si viven en Barcelona ciudad y de hasta 2.154 si residen en otra provincia.


Jefes de grupo

En consecuencia, el salario bruto mensual de un portavoz oscila entre los 7.169 euros y los 7.780. Lo que implica que por acudir a los cuatro plenos y a las siete reuniones de portavoces recibirán esta legislatura entre 43.014 y 46.680 euros brutos. Y aún están mejor pagados los jefes de grupo parlamentario: 2.653 euros de base, 3.104 de complemento por cargo más las famosas dietas, es decir, 7.300 euros si son de Barcelona y reciben la dieta mínima. O lo que es lo mismo, 43.800 euros por haber ocupado su cargo durante los últimos seis meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad