Madrid es una de las mejores ciudades del mundo para vivir. Foto Jorge Fernández Salas | Unsplash.

Madrid y el informe que destapa la pérdida de fuelle de Barcelona

stop

Axesor califica a Madrid y Barcelona con una 'A' con perspectiva estable pero detecta problemas de endeudamiento y tensiones políticas

Economía Digital

Madrid es una de las mejores ciudades del mundo para vivir. Foto Jorge Fernández Salas | Unsplash.

Madrid, 26 de junio de 2019 (13:00 CET)

Madrid y Barcelona siguen siendo la joya de la corona de la economía española por su tamaño y su solvencia financiera. Eso ha determinado Axesor Rating, que por primera vez ha calificado la solvencia crediticia de Madrid y Barcelona. La calificadora ha otorgado a ambas 'A' con perspectiva estable.

Madrid tiene problemas con la desigualdad social y la presión fiscal, mientras que Barcelona arrastra las tensiones políticas del procés y un alto endeudamiento. Pese a todo esto, la nota corresponde con un notable alto, según recoge El Confidencial.

Esta nota se debe a que el PIB crece en línea o por encima del PIB nacional, la tasa de desempleo se sitúa por debajo de la que existe en el conjunto de España, y porque tienen un nivel de renta per cápita más elevado que la media de las grandes ciudades.

Madrid mantiene la presión fiscal por habitante más elevada de las grandes ciudades españolas

Sin embargo, la calificadora también detecta algunas debilidades. En Madrid se trata de que el elevado nivel de renta (37.242 euros por habitante frente a los 36.050 euros de Barcelona) está acompañado de un "persistente problema de desigualdad social" agravado durante la crisis.

Además, la capital mantiene la presión fiscal por habitante más elevada de las grandes ciudades españolas, con un nivel de gasto e inversiones por persona que, sin embargo, se encuentra por debajo de otras ciudades comparables.

En esto se une el endeudamiento, ya que Madrid está obligada a destinar una sexta parte de su presupuesto a hacer frente a la carga financiera de la deuda que lidera el ranking local nacional: debe 2.726 millones de euros.

Debilidades de Barcelona

En el caso de Barcelona, las debilidades pasan por las tensiones geopolíticas. Estas han tenido un efecto negativo sobre su tejido empresarial, siendo la provincia española que ha registrado el mayor número de traslados de sedes sociales.

También se centra en el incumplimiento de la regla del gasto, que, asegura, podría implicar la necesidad de elaborar un plan económico encaminado a su cumplimiento. Es más, la elevada fragmentación del Gobierno municipal de Ada Colau “podría prorrogar la inestabilidad gubernamental de la última legislatura", según el informe.

Así, prevé que el escaso superávit presupuestario agudice la necesidad de nuevo endeudamiento para cubrir los mayores vencimientos previstos en los próximos tres años.

Además, Axesor también señala el envejecimiento poblacional y a la creciente desigualdad social​, con un problema de inseguridad que podría afectar negativamente al potencial de crecimiento en caso de la ciudad condal.

Aún así, la buena posición financiera de Barcelona ha permitido que un año más continúe siendo, junto a Bilbao, una de las ciudades españolas en las que se registró la mayor cifra de gastos corrientes por habitante (1.343 euros), de los que un 58% fue destinado a bienestar comunitario, seguridad, servicios sociales, cultura y empleo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad