Mas: El proceso soberanista “continua”, a pesar del TC

stop

El President asegura que lo más grave de la sentencia del Constitucional es que “se haya producido”

 Artur Mas, en el Parlament./EFE/Toni Garriga

26 de marzo de 2014 (12:13 CET)

El President Artur Mas no se da por aludido tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la declaración soberanista del Parlament. Mas se ha mostrado dispuesto a mantener el proceso soberanista en los mismos términos. “El proceso en el que está inmerso Catalunya continua”, ha asegurado, a pesa del Constitucional.

La interpretación de Mas es que la discusión jurídica no puede entrar en el terreno político, y que el conflicto que se ha abierto con el Gobierno central se debe dirimir sólo políticamente, con una negociación con el Ejecutivo español. El problema es que “en el otro lado nadie quiere abrir la puerta para negociar nada”, ha asegurado Mas.

En la sesión de control en el Parlament, Mas considerado que lo más grave de la propia sentencia es que “se haya producido”, porque la declaración de soberanía es una declaración “política”. Mas ha dado “por descontada” la sentencia, al entender que no ofrece ninguna novedad respecto a lo que el Govern ya se esperaba.

Una voluntad política "no se suspende"


Y en el Parlament se mantiene en los mismos términos, como si nada hubiera ocurrido. La vicepresidenta primera del Parlament, Anna Simó, de Esquerra Republicana, ha asegurado este miércoles que la Mesa de la cámara catalana ha decidido por mayoría mantener “vigentes” todos los documentos que hacen referencia a la declaración de soberanía que se aprobó el 23 de enero de 2013, y que ha anulado en parte el TC. Según Simó, “una voluntad política no se puede suspender”.

Por tanto, la posición del Govern que preside Artur Mas está clara. Así lo ha manifestado ante las preguntas reiterativas sobre la sentencia del TC del líder de ICV, Joan Herrera; de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho; y del primer secretario del PSC, Pere Navarro. Y lo ha ratificado en respuesta al presidente de ERC, Oriol Junqueras.

El autobús del PSC o el taxi de la UCD

Con Navarro, Mas ha tratado de mantener un debate que en los últimos meses no se ha producido. Tras una invitación de Navarro a Mas a “subirse al autobús del PSC”, para sumar esfuerzos y buscar una reforma de la Constitución, Mas ha tratado de suavizar con ironía la situación.

Y es que el símil del autobús ha sido recibido por los diputados con un rumor significativo, que evocaba a los comentarios que se hacían cuando se descomponía la UCD, el partido del reciente fallecido ex presidente Adolfo Suárez.

Entonces se decía que los miembros de la UCD “cabían en un taxi”. El autobús tiene más capacidad que un taxi, claro, pero evoca la pérdida de influencia en estos momentos de los socialistas catalanes. “Sobre el autobús, lo que le digo es que sea usted quien se sume a la mayoría social en Catalunya”, le ha contestado Mas, en referencia a que el PSC apoye el derecho a decidir.

Reforma de la Constitución

Pero, a pesar de ello, Artur Mas, y contestado al portavoz de CiU, Jordi Turull, ha querido insistir en la oferta realizada por el PSC. Según Mas, él está haciendo todos los esfuerzos por mantener una negociación con el Gobierno central, pero la “puerta está cerrada, y creo que usted también lo está comprobando con su oferta de reforma de la Constitución cuando habla con el PP”, le ha espetado el President al líder del PSC.

Navarro ha insistido en que los socialistas quieren ayudar a Mas, pero para iniciar otro camino, el de la reforma de la Constitución, que es lo que indica la sentencia del Constitucional. “Se lo dijimos desde el primer momento”, ha asegurado Navarro, que sigue defendiendo que si se quiere una consulta en Catalunya se busque, previamente, un acuerdo con el Gobierno, y que, en realidad, se inicie un proceso de reforma de la Carta Magna que permita un referéndum posterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad