Morir en Terrassa cuesta hasta el triple que en el resto de Cataluña

stop

Tan sólo hay dos funerarias catalanas entre las 20 más importantes que no ofrecen salas de velatorio por menos de 500 euros

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, en un acto de campaña. / PSC

Barcelona, 24 de enero de 2017 (19:05 CET)

Decenas de ayuntamientos ofrecen salas de velatorio gratuitas. Este no es el caso de la Sociedad Municipal de Servicios Funerarios de Terrassa, pese a que su alcalde, el socialista Jordi Ballart, se erige como el paladín de la municipalización de servicios.

Entre las 20 empresas funerarias más importantes de Cataluña, tan sólo hay dos que no ponen a disposición de sus clientes salas de velatorio por un precio inferior a los 500 euros: Remsa, que opera en la comarca del Baix Ebre (Tarragona), y la Sociedad Municipal de Servicios Funerarios de Terrassa, según un informe de la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO).

Morir en Terrassa sale muy caro, según la comparativa de mercado.  Los precios de alquiler de los velatorios de la funeraria municipal del municipio barcelonés oscilan entre los 500 y los 1.000 euros. Los hay más caros en otras localidades, que corresponden a salas de grandes dimensiones gestionadas por empresas privadas, pero la inmensa mayoría de los gestores ofrecen velatorios por menos de 500 euros. El precio medio de una sala de velatorio en Cataluña es de 377,89 euros, según el informe de la ACCO fechado en julio de 2016.

Algunos ayuntamientos ofrecen este servicio gratuitamente. Este es el caso de Pratdip, Prullans, Ribera de Cardós o Almatret, aunque en este último caso está gestionado por la empresa privada Funeraria Borràs. Quizá por lo elevado de los precios mínimos de la funeraria municipal de Terrassa, a partir de este 2017 tendrá competencia. Las empresas Áltima y Previssió Terrassenca abrirán velatorios en esta ciudad.

En Cataluña hay 294 tanatorios que cuentan con 814 salas de velatorio. De estos 294 tanatorios, 150 son de titularidad pública y 144 son privados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad