Nuevos datos del 'caso ITV' implican más a Oriol Pujol y a su mujer en la trama

stop

JUDICIAL

10 de abril de 2013 (01:34 CET)

El caso ITV estrecha el cerco sobre Oriol Pujol. Tras levantarse una nueva parte del secreto de sumario, la documentación y las conversaciones grabadas por la policía muestran con mayor claridad la relación entre Alta Partners, consultora que participó en la deslocalización de varias empresas japonesas radicadas en Catalunya y el matrimonio Oriol Pujol Ferrusola - Anna Vidal Maragall.

La firma dirigida por Sergi Alsina, de la que la mujer de Pujol era administradora según el informe de la juez, percibió hasta siete millones de euros por sus labores de asesoría en distintos proyectos.

Las pesquisas de esta parte de la trama se centran en averiguar si el diputado convergente, imputado en el caso por otros asuntos como las concesiones de estaciones de ITV, intercedió entre empresas y Administración para lograr que Alta Partners tramitase para las multinacionales Sony, Sharp y Yamaha su retirada de Catalunya. Tras varios años dedicada a diferentes actividades empresariales, Alta Partners está controlada por el amigo del matrimonio, ex compañero de estudios de Pujol y vecino de segunda residencia. Alsina fue primero detenido por la policía judicial y posteriormente imputado por su supuesta implicación en la trama corrupta.

Papel de Pujol y su mujer

Varias conversaciones intervenidas por la Unidad de Vigilancia Aduanera de la Guardia Civil y que se recogen en el nuevo informe refuerzan esa tesis. “Yo soy el presidente del grupo parlamentario, así que puedo hacer lo que creas de cara a Yamaha”, asegura Pujol en una de ellas.

En este sentido, el sumario también muestra como la esposa de Pujol, Anna Vidal, cobró varias facturas, de entre 5.000 y 200.000 euros, de Alta Partners. Y que el diputado trataba en conversaciones con Alsina sobre esas facturas.

Imputación

Hasta ahora, Oriol Pujol estaba imputado por un presunto delito de tráfico de influencias. No obstante, la acusación no analizaba su actuación en las deslocalizaciones de las tres multinacionales japonesas. La investigación que realiza el magistrado del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), Enric Anglada, se centra en probar si Pujol medió para colocar a gente de su confianza en cargos en el departamento de Empresa i Ocupació que eran claves para el rediseño del mapa de las estaciones de inspección técnica de vehículos (ITV) y su posterior adjudicación fraudulenta.

Sin embargo, la juez instructora del caso, la magistrada Silvia López Mejía, ha remitido al TSJC un nuevo informe sobre el caso en el que aparecen detalles adicionales como que la esposa del diputado era cotitular en una nueva bancaria de la sociedad Bersenat, a la que Alta Partners desvió unos cinco millones de euros tras cobrar por participar en las citadas desinversiones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad