Opium reconoce que durante unos días y por error aplicó un IVA indebido en sus copas

stop

LOS IMPUESTOS DEL ALCOHOL

Javier Bordas, propietario de Opium Barcelona

en Barcelona, 10 de marzo de 2015 (00:42 CET)

Economía Digital publicaba hace un mes una información en la que se afirmaba que el restaurante discoteca Opium Barcelona tan sólo declaraba un 10% de IVA por cada consumición que vendía en horario de discoteca. La ley obliga a las salas de fiesta y las discotecas a cargar el 21%. Según lo publicado, Opium obtenía por esa diferencia en el impuesto sobre el valor añadido un beneficio aproximado de un euro por cada consumición, dinero que dejaba de pagar (tributar) a Hacienda.

Error puntual

Los responsables de la empresa ha matizado que, efectivamente, y sólo durante unos días, se produjo un error en el sistema contable de las máquinas registradoras repartidas por el local. Esto ocurrió a finales del pasado año y fue debido a una incorrecta actualización informática que se debía haber hecho automáticamente, coincidiendo con el cambio horario estacional.

Opium aplica, como es preceptivo el 10% del IVA a las bebidas alcohólicas que sirve durante las comidas y cenas, y sólo en esos horarios. Sin embargo, por ese fallo informático, la falta de una actualización mecánica, hizo que se siguiera mostrando en los tickets (e insisten, sólo durante unos días) el 10% también en aquellas consumiciones alcohólicas que se sirvieron en horario de discoteca.

Problema detectado, problema corregido

Según un portavoz autorizado de la empresa que dirige el directivo de FC Barcelona Javier Bordas una vez corregido el problema informático, el IVA que muestran los tickets de las  consumiciones es el legalmente estipulado por las leyes tributarias. En cualquier caso, añaden, en los servidores centrales de la empresa siempre se distinguió de forma correcta el gravamen de IVA aplicable.

Ese portavoz ha aportado a este medio el informe anual (390) de la declaración del IVA de la sociedad Opium Mar SL en el que quedan reflejadas las partidas que corresponden a las consumiciones facturadas durante 2014. En esa documentación oficial aparece detallado cómo la sociedad devengó por aquellas consumiciones a las que se aplicó el 10% de IVA, cerca de 700.000 euros, mientras que por las servidas en horario de discoteca, a las que se aplicó el preceptivo 21% de IVA durante 2014, Opium acabó ingresando en hacienda 1,2 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad