El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. / EFE

El as de Sánchez: los sondeos le dan 145 diputados si hay elecciones

stop

El PSOE confía en que Podemos o Ciudadanos facilitarán su investidura, pero las encuestas internas disparan sus resultados si hay nuevos comicios

Barcelona, 01 de julio de 2019 (10:09 CET)

Parece ser que Pedro Sánchez tomó buena nota de la manera de hacer política de su antecesor, Mariano Rajoy. El líder socialista ya comienza a aplicar ese estatismo que tanto se le criticó al popular con motivo de su investidura como presidente. Mientras ve como Ciudadanos y Podemos entran en conflictos internos, el candidato guarda silencio a la espera de que una de las dos formaciones le regale la entrada a Moncloa. Cuenta con un as en la manga: los sondeos internos que maneja disparan sus resultados.

Según La Razón, las encuestas internas hechas por el PSOE elevan sus diputados desde los 123 actuales hasta los 145 escaños. Los mismos datos otorgan al PP entre 85 y 90 diputados ante los 66 actuales. Ciudadanos caería levemente y tanto Vox como Podemos se desplomarían.

Así, la convocatoria de elecciones sobrevuela la cúpula socialista, más teniendo en cuenta los resultados que confían en obtener. No obstante, "las urnas las carga el diablo", aseguran fuentes de la formación al citado medio.

Parece que la vía preferida será la de esperar el favor de Podemos o Ciudadanos. El choque con Pablo Iglesias es el principal escollo con el partido de izquierdas, pues el PSOE se resiste a darle un ministerio, algo que él exige. En Ferraz, eso sí, confían en que terminará por ceder ante las posibilidades de ser tachada como culpable de que un partido progresista alcance el poder.

Los asesores de Sánchez tampoco pierden de vista a Ciudadanos y la presiones que está recibiendo Albert Rivera para que facilite su investidura. Si las salidas como las de Toni Roldán se reproducen, el líder catalán, podría no tener más remedio que terminar por abstenerse en una futura votación.

Con todo, ya hace más de dos meses que los PSOE ganó las elecciones del 28-A, por lo que se acerca el momento de mover ficha. Y Sánchez parece que está dispuesto a hacerlo. Tras su ruta internacional por Japón y Bruselas, esta semana se reunirá con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, con tal de fijar una fecha de investidura en el calendario.

Más encuestas a favor de Sánchez

Los recuentos internos no son los únicos que dilucidan una escalada del PSOE. En el caso de una repetición electoral, Pedro Sánchez destrozaría a Albert Rivera, cuya formación pasa por una crisis profunda tras el desenlace de los comicios del 28 de abril, según El Mundo.

Si hay nuevas elecciones, el PSOE se haría con el 32,6% de los votos (frente al 28,7% de abril), y el PP con el 19,4% (16,7% en las últimas urnas). Es decir, el bipartidismo obtendría más de la mitad de los apoyos de los electores, todo a la vez que los otros tres partidos en orden de importancia se desinflarían.

Según los resultados de la encuesta de Sigma-Dos para El Mundo, publicada este domingo, Unidas Podemos obtendría un 13,2% de los votos, Ciudadanos un 13,1% y Vox un 8%; en los tres casos, una caída respecto de los resultados del 28-A.

El Gobierno rechaza una repetición electoral

Pese al buen pronóstico que maneja el PSOE de los resultados de unas nuevas elecciones, el Gobierno no se plantea repetir comicios. Así lo aseguró la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, que en cambio instó a los demás partidos a que actúen "con responsabilidad, de manera madura y generosa por España".

"Nosotros queremos asumir nuestra responsabilidad, lo que hace falta es un gobierno cuanto antes", dijo Calvo este lunes. "Queremos asumir nuestra (responsabilidad), que es investir al presidente cuanto antes mejor, ahora, en julio", añadió.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad