Carles Puigdemont, en una rueda de prensa en Bruselas. /EFE/SL

Puigdemont alerta a Torra y a Sánchez que sólo cabe un diálogo: referéndum

stop

Puigdemont, en una comparecencia sin Torra, advierte que el diálogo con el Gobierno sólo puede ser sobre el "derecho a decidir nuestro futuro"

Barcelona, 07 de septiembre de 2018 (15:12 CET)

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, sin la presencia de Quim Torra a su lado, ha endurecido esta mañana sus avisos a Pedro Sánchez. Mientras Torra ha combinado las exigencias a Sánchez con gestos de distensión como un oblicuo compromiso con los lazos amarillos, Puigdemont ha optado por tensar la relación con el Gobierno.

Así lo hizo este viernes, cuando recordó a Sánchez que el único diálogo que le importa es el del referéndum. En una rueda de prensa en Bruselas, el expresidente autonómico aseguró que "la manera de resolver un conflicto no es amenazando, sino el diálogo". Y limitó el único diálogo posible al "derecho a decidir" de Cataluña.

Puigdemont se valió del anuncio del Gobierno de enviar a unos 600 agentes de la Policía Nacional a Cataluña, con motivo de la Diada y el aniversario del 1-O para elevar la tensión. "Enviar 600 guardias civiles para cubrir una jornada que en todos los años anteriores ha sido impecablemente pacífica, de convivencia, sin ningún incidente. ¿Eso es señal de los nuevos tiempos?", preguntó.

El líder separatista afirmó que el independentismo ya ha dado "toda la oportunidad y toda la confianza" a Sánchez, pero lamenta que el presidente del Gobierno no "formule cuál es su receta". Y le increpó: "¿Estamos hablando de la versión 2.0 de la receta de Mariano Rajoy que ha fracasado o estamos hablando de una receta quizá todavía en fase beta?".

Las incendiarias declaraciones de Puigdemont desde Bélgica no hacen más que torpedear la relación –ya complicada– de Sánchez con Torra.

Puigdemont deplora el clamor por el 155

Con los ánimos calientes, el ex president exploró los asuntos que más le indignan hoy en día. El "clamor" de la política española por una nueva aplicación del artículo 155 de la Constitución fue una de sus quejas. El 155 es una "amenaza" que lastra las posibilidades del diálogo, que a su vez sólo puede limitarse al referéndum.

Y ese referéndum, subrayó Puigdemont, no puede enmarcarse en la oferta "desconcertante" de Sánchez para el autogobierno catalán, porque eso es algo de lo que ya goza la comunidad autónoma. Finalmente, el independentista pidió a Sánchez "poner luz sobre muchos meses de opacidad".

Puigdemont hizo estas declaraciones en Bruselas acompañado por su abogado Jaume Alonso-Cuevillas, el exconseller Jordi Puigneró y la abogada Silvia Requena, que representa a los miembros cesados del Govern.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad