¿Quién dirige los hilos de la ANC?

stop

PROCESO SOBERANISTA

La presidenta de la ANC, Carme Forcadell. EFE

17 de octubre de 2014 (02:00 CET)

Carme Forcadell, la presidenta de la ANC, ha logrado una enorme proyección pública. Aunque la entidad cuenta con miles de afiliados, y voluntarios, y con una organización impecable, Forcadell es el rostro externo, la voz que, en la Diada del 11 de septiembre, emplaza a los catalanes a seguir la vía independentista.

La apuesta que ahora pueda hacer por el President Mas se explica también por el “factor humano” que describiera el gran novelista Graham Greene.

Forcadell viene del mundo de Esquerra Republicana, con batallas internas permanentes, con diferencias entre los miembros de la dirección históricas. Fue concejal en el Ayuntamiento de Sabadell entre 2003 y 2007, y miembro de la ejecutiva entre 2001 y 2004.

El buen recuerdo o no del pasado

En la batalla por el liderazgo del partido, entre Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Puigcercós, Forcadell acabó pagando una factura, al haber estado alineada con el sector de Carod. Lo que le ocurrió a la actual presidenta de la ANC le pasó a otros miembros y dirigentes, y depende de cada uno si esas luchas internas acaban haciendo mella o no.

Lo cierto es que Forcadell, según diversas fuentes, no tiene un buen recuerdo de su anterior partido. Y eso es importante ahora.

Del PSAN al PSC si pasar por ERC

Otro miembro importante de la ANC es Pere Pugès, responsable de política y relaciones externas de la entidad. Pugès proviene de la izquierda marxista, del PSAN (Partit Socialista d'Alliberament Nacional dels Països Catalans).

Una buena parte de aquel partido acabó en Esquerra, cuyos máximos representantes fueron el propio Carod y el ex conseller Josep Huguet. Era una corriente, la izquierda marxista, que nunca había tenido Esquerra, un partido de clases populares y medias, fundado en los años 30, que fue de las pocas fuerzas políticas de la izquierda que no obedecían al marxismo.

Pugès acabaría, sin embargo, en el PSC, y en los años 80 fue concejal socialista en Sant Boi de Llobregat (Barcelona). Ahora es el hombre del “aparato”, el responsable de tejer conexiones con los partidos, y de cuidar la organización interna. Curtido en mil batallas partidistas, Pugès se muestra más cercano a las posiciones de la Convergència independentista.

El independentista de toda la vida

La otra referencia es Miquel Sellarès, que ayudó en los momentos clave de la fundación de la ANC, en 2011. Fue uno de los fundadores de Convergència Democràtica, con Jordi Pujol, en 1974. Pero abandonó el partido, para participar en la creación de Nacionalistes d'Esquerra. Regresó a CDC, y fue expulsado por denunciar la corrupción del sector negocios del partido.

Impulsor de la revista Debat Nacionalista, siempre ha estado ligado al independentismo. Entre 2002 y 2004 fue secretario de comunicación del Govern tripartito, aupado por Esquerra Republicana. Sellarès representa esa gran aspiración del movimiento independentista, y la apuesta siempre por esas grandes operaciones de unidad que tanto se anhelan en la política catalana, aunque luego no se practiquen.

En la ANC hay muchos militantes de Esquerra, y diversas sensibilidades, pero el puente de mando se inclina por el President Mas para propulsar ese proyecto hacia la independencia de Cataluña.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad