Rosa Díez quiere estrellarse contra las rocas

stop

NUEVO MAPA POLÍTICO

La líder de UPyD, Rosa Díez

Barcelona, 24 de marzo de 2015 (02:00 CET)

"El azul del mar inunda mis ojos, el aroma de las flores me envuelve, contra las rocas se estrellan mis enojos y así toda esperanza me devuelve.... malos tiempos para la lírica..."

Rosa Díez habrá escuchado esa canción de Golpes Bajos en muchas ocasiones. Y los "malos tiempos para la lírica" han sido casi siempre. Pero ahora, Díez se ve en la tesitura de tomar una decisión. Y quiere seguir adelante, contra las rocas, y esperar que el propio ciclo político sitúe a cada uno en su lugar. Sin tirar la toalla antes de hora.

Sin ningún papel en Andalucía

Pero algunos dirigentes de UPyD consideran que Rosa Díez debería reflexionar. El partido no tendrá ningún representante en el Parlamento andaluz. Ha perdido apoyos respecto a las elecciones de 2012. Entonces obtuvo el 3,35% de los votos, con 129.407 sufragios. No concurría Ciudadanos. Pero en las elecciones europeas, en 2014, obtuvo 190.460 votos en Andalucía, y Ciudadanos 46.299. Eso invitaba a seguir adelante, buscando esa tercera vía de regeneración democrática.

Este domingo, todo eso se ha esfumado. UPyD se quedó con el 1,93% de los votos, con 76.581 papeletas. Muy insuficiente para pretender erigirse en el partido bisagra en España. No pintará nada en Andalucía.

La corriente interna La Ciudadanía Primero, reclamó este lunes, en un comunicado "responsabilidades", con la idea de que se consideraría "impensable e inmoral que no se produjeran dimisiones inmediatas". La corriente la lidera el eurodiputado Enrique Calvet. Más tarde, la propia Díez aparecía ante los medios para rechazar su posible dimisión, dejando claro que el partido "tiene soluciones para los problemas de España".

La apuesta mediática por Ciudadanos

Sin embargo, a través de las redes sociales, el diputado Álvaro Anchuelo, y el también diputado Toni Cantó, consideraban "decepcionante" la respuesta de Díez. Anchuelo añadía que "los votantes siempre tienen la razón", y los votantes han dejado de lado a UpyD en las elecciones andaluzas.

El problema para Díez es que algunos medios de comunicación ya la han dado por amortizada, apostando claramente por la figura de Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, que ha conseguido la complicidad del mundo económico, con fichajes como el del economista Luis Garicano.

A última hora del lunes, cinco de los miembros del partido presentaron la renuncia de sus cargos internos. Irene Lozano, que es diputada, figura entre ellos. Esta mañana ha pedido la dimisión de Rosa Díez en los micrófonos de la SER. 

Rosa Díez quiere seguir. Con una larga carrera política a sus espaldas, se ve con fuerzas. Pero ya se ve que le esperan las rocas, aunque ella cree que las puede sortear. Malos tiempos para la lírica. Lo cantaba Germán Coppini.



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad