Soraya Sáenz de Santamaría junto a Mariano Rajoy en el congreso nacional del PP. Foto: EFE/JCH

Sáenz de Santamaría ficha por el bufete Cuatrecasas

stop

La exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se incorpora al despacho de abogados Cuatrecasas

11 de marzo de 2019 (09:39 CET)

Soraya Sáenz de Santamaría se incorpora al despacho de abogados Cuatrecasas como socia y miembro del Consejo de Administración. La exvicepresidenta del Gobierno, que había abandonado la política hace unos meses, da ahora el paso y entra en la empresa privada pese a ser abogada del Estado.

Sáenz de Santamaría, licenciada en derecho, se incorpora al bufete para liderar y desarrollar la práctica de Corporate Governance y Compliance del prestigioso despacho de abogados.

La exvicepresidenta será la encargada de coordinar a un equipo transversal y multidisciplinar integrado por expertos en asesorar a las empresas, desde todos los enfoques legales posibles, sobre cumplimiento normativo y gestión de riesgos. Su equipo cuenta con especialistas de todo tipo, tanto en derecho societario, como civil, penal, laboral y fiscal, entre otros.

Sáenz de Santamaría dejó la política tras perder las primarias del PP el pasado julio contra Pablo Casado, el actual presidente de la formación. En el anuncio de su adiós a la política, la que fuera candidata del PP a la presidencia del partido comunicó su voluntad de "abandonar la actividad política y emprender otra etapa".

Lo hizo tras mantener una reunión con Casado, a quien avanzó que la decisión la había adoptado en una "profunda reflexión y desde el convencimiento de que es lo mejor tanto para la nueva dirección del PP" como para su familia y para ella misma.

Pocas apariciones públicas

Tras su salida de las filas del PP, la exvicepresidenta del Gobierno optó por mantener un papel discreto. No obstante, su última aparición es reciente al comparecer como testigo en el juicio del procés para defender que los acusados cometieron delito de rebelión.

Sáenz de Santamaría describió un clima "intolerable" y un "acoso masivo generalizado y sistemático" con "amenazas y coacciones" a alcaldes y fuerzas de seguridad. También insistió en que ejecutivo de Mariano Rajoy avisó de forma insistente a la Generalitat en los meses previos al 1-O y advirtió de que no siguiera adelante con sus planes porque "fracturaba la convivencia".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad