Sánchez-Camacho no se fía de los Mossos y pide escolta a la Policía Nacional

stop

POLÉMICA

10 de marzo de 2013 (17:48 CET)

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, no se fía de los Mossos d'Esquadra. La líder popular ha renunciado a su escolta habitual y ha pedido protección a la Policía Nacional.

Sánchez-Camacho ha tomado la decisión por las sospechas sobre un posible vínculo entre el director general de la policía catalana, Manel Prat, y la agencia de detectives Método 3.

Carta a Interior

La líder del PP ha remitido una carta al conseller de Interior, Ramon Espadaler, en la que ha vinculado su decisión a que el coche de Prat fue visto a mediados de febrero, horas antes de la detención de Francisco Marco, propietario de Método 3, en la sede de la compañía en Barcelona.

Esta agencia de detectives es la misma ue, entre otros trabajos, espió a la propia Sánchez Camacho en un encuentro con la ex de Jordi Pujol Ferrusola, Victoria Álvarez, en el restaurante La Camarga.

Mossos niegan las acusaciones

La misiva también atribuye su decisión a una conversación entre Espadaler y la delegada del Gobierno en Catalunya, MaríaLlanos de Luna: "Conocidos los graves hechos que se publican respecto al director general de los Mossos y en relación con la conversación telefónica mantenida por usted con la delegada del gobierno, quiero comunicarle mi renuncia a la escolta de Mossos".

La policía catalana ha negado en un escueto comunicado que Prat esté relacionado con Método 3 y aseguran que en ningún caso estuvo el día en concreto en las cercanías de la agencia de detectives.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad