Susana Díaz, a once diputados de la mayoría absoluta, obligada a pactar

stop

ELECCIONES AL PARLAMENTO ANDALUZ

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz

Barcelona, 05 de marzo de 2015 (13:05 CET)

Andalucía será el primer banco de pruebas de la política española. La irrupción de nuevos partidos comportará una nueva situación, con posibles alianzas que se trasladen en el Congreso tras las elecciones generales. El caso es que el CIS, el mismo día que se inicia la campaña electoral en Andalucía, otorga a Susana Díaz, la candidata del PSOE, 44 diputados, a once de la mayoría absoluta, (55) y dos escaños menos que los obtenidos por José Antonio Griñán en 2012, que logró 47.

Lo que podría ocurrir el próximo 22 de marzo, según el CIS, es que el PP, que obtuvo la victoria en 2012 con 50 escaños, se hundiría a 34 diputados. Por ello, la jugada de Susana Díaz, de adelantar las elecciones, le podría salir bien, aunque necesitará pactar con el mismo PP o con Podemos para poder gobernar.

Izquierda Unida, de 12 diputados a cinco

La formación de Pablo Iglesias, que presenta como candidata a Teresa Rodríguez, irrumpiría en el parlamento andaluz con entre 21 y 22 diputados.

Entraría también, según la encuesta del CIS, Ciudadanos, con cinco diputados, y por debajo Izquierda Unida, que pasaría de los actuales 12 escaños a entre cuatro y cinco. UpyD quedaría, de nuevo, sin representación en Andalucía.

La decisión de Podemos

Ello obligará a Susana Díaz a buscar un socio estable para gobernar. Los socialistas justificaron el adelanto electoral en un intento de demostrar que Podemos no es todavía una fuerza política que pueda superar al PSOE.

Pero también se pretendía obligar a Podemos a definirse, entre un gobierno socialista o del PP. Podemos no lo tendría nada fácil. Con el PSOE, entiende que es muy complicado, porque sería apuntalar a una fuerza política que lleva en el gobierno más de treinta años. Y, aún con menos simpatías, ve al PP.

Con los números que muestra el CIS, el PSOE sólo podría sumar, para formar gobierno con Podemos o el PP, porque los cuatro o cinco diputados de IU no serían suficientes para llegar los 55 escaños necesarios para investir a Susana Díaz como presidenta andaluza.

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad