Quim Torra pasa por delante una formación de gala de los Mossos d'Esquadra después de proclamarse presidente de la Generalitat en mayo del año pasado. EFE/Andreu Dalmau

Torra paraliza las elecciones de los Mossos contra el criterio de juez

stop

Las elecciones sindicales de los Mossos se suspenden pese a que un juez ordenó que continuara el proceso

Josep Maria Casas

Economía Digital

Quim Torra pasa por delante una formación de gala de los Mossos d'Esquadra después de proclamarse presidente de la Generalitat en mayo del año pasado. EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 20 de marzo de 2019 (04:55 CET)

Una semana después de las elecciones sindicales de los Mossos d’Esquadra, todavía no se levantado acta del escrutinio ni se han atribuido los puestos del consejo de policía. La mesa electoral coordinadora ha dejado en suspenso todo el proceso.

Un juez de instrucción de Tarragona ordenó, como medida cautelar, que no se contabilizasen 4.625 votos emitidos por correo a raíz de una denuncia sobre presuntas irregularidades. No obstante, el juez precisó que “esta medida no afecta al cómputo del voto presencial ni al desarrollo del resto del proceso electoral”. Pese a esta indicación, la mesa electoral decidió este lunes suspender todo el proceso.

Fuentes de USPAC, sindicato que se impuso en el recuento presencial, mantienen que con la suspensión “se incumple un mandato judicial”. Entienden que el proceso electoral debe seguir adelante con la proclamación de los resultados y la acreditación de los puestos del consejo de policía.

Estas fuentes señalan que los tres agentes que componen la mesa electoral decidieron la suspensión con el asesoramiento de técnicos y cargos de la consejería de Interior de Miquel Buch (Pedecat). Detrás de la decisión ven una mano política.

Desde USPAC se insiste en que la mesa electoral y la consejería de Buch intentan saltarse las resoluciones judiciales. El pasado miércoles, el juez tuvo que recordarles que no podían tocar el voto por correo y, pese a indicarles que podían continuar con el resto del proceso, no lo hicieron.

La mesa electoral acordó la suspensión, que incluye el escrutinio global y la atribución de los resultados a las diversas candidaturas sindicales, “mientras la autoridad judicial no disponga otra cosa”.

En enero pasado, USPAC impugnó un millar de votos por correo porque se efectuaron antes de constituirse la mesa electoral y cuando aún se desconocía la fecha de las elecciones. Posteriormente, presentaron una querella en los juzgados de Tarragona por ser donde se detectaron los primeros votos supuestamente irregulares. En marzo, el juez amplió la investigación a todas las comisarías catalanas.

Insistencia del juez

Para “salvaguardar la validez de las elecciones”, en previsión de una posible anulación del voto por correo, ordenó que no se contabilizase. Esta interlocutoria se dictó el 8 de marzo, tres días antes de las elecciones. Posteriormente, cuando la mesa electoral se disponía a contar los votos por correo, el juez les recordó mediante una providencia del 13 de marzo que no se podían “contabilizar ni escrutar”.

La mesa electoral propuso al juez efectuar el recuento en un juzgado o en presencia de un letrado de la administración de justicia. Un día después, el 14 de marzo, el juez lo descartó. Pese a recordar que el voto presencial no estaba afectado y podían continuar con el proceso, la mesa electoral optó por la suspensión.

USPAC espera que, en breve, el juez dicte otra interlocutoria. Mientras tanto, se mantiene la composición del consejo de policía que surgió de las elecciones del 2015, un proceso que fue anulado por los tribunales.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) anuló las elecciones sindicales de los Mossos de 2015. Sin embargo, la Consejería de Interior de la Generalitat no programó su repetición hasta el pasado 11 de marzo, cuando tocaban las elecciones ordinarias de cada cuatro años. La Generalitat se arriesga a una nueva repetición.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad