Un ‘conseller’ de la Generalitat duda de los presupuestos de Mas

stop

El titular de Territori, Santi Vila, destaca la complejidad del proceso de privatización de las depuradoras, operación a la que Economía fía los ingresos de 2014

El conseller de Territori de la Generalitat, Santi Vila

05 de noviembre de 2013 (18:31 CET)

El conseller de Territori i Sostenibilitat, Santi Vila (CiU), ha confirmado que el Govern estudia la privatización de las depuradoras catalanas. Pero el propio Vila ha puesto en tela de juicio una decisión política que se postula como la operación estrella del próximo año. El departamento de Economía dirigido por Andreu Mas-Colell (CiU) fía los ingresos de 2014 a la liberalización de estas instalaciones.

El conseller ha cuestionado la operación por el complejo entramado de gestión que hay detrás de las depuradoras. "Es discutible la titularidad de estos equipamientos. El mundo local tendrá mucho que ver. Será un tema que convertirá en aficionados lo que hicimos con Aigües Ter Llobregat (ATLL)”, ha sostenido.

Titularidad de las depuradoras

La titularidad de las depuradoras es muy variada. Tan sólo la Agencia Catalana del Agua (ACA) controla cerca del 30% del total. El resto funciona bajo el paraguas de consejos comarcales y otros entes municipales. La negociación, para dar paso a la posterior privatización, podría desembocar en una sucesión de pequeñas batallas con cada uno de los municipios.

Pero la estrategia del departamento de Economía se centra en los ingresos. Concretamente, las cuentas del Govern contemplan una partida de 2.000 millones con la venta de patrimonio y privatizaciones durante el próximo año. En este pack se incluiría la liberalización de las instalaciones de depuración de aguas.

Presupuestos de 2014

Las palabras de Vila contenía el amargo sabor de la privatización de ATLL todavía presente. La valoración del titular de Territori la ha realizado en un acto organizado por la Cambra de Comerç de Barcelona ante la atenta mirada de representantes del tejido económico catalán.

En el acto, el conseller no ha pasado por alto el tema del día: la aprobación de los presupuestos de Catalunya para 2014. “El gobierno de la Generalitat ha conseguido evitar una situación de colapso”, ha sentenciado Vila, quien ha reiterado que las esperanzas de la recuperación económica están en el horizonte del próximo año.

Catalunya dejó, oficialmente, atrás la recesión hace tan sólo una semana. Además, el nivel de inversión por habitante se ha rebajado a niveles de 2004. Una década perdida, tal y como ha reconocido el conseller. Pero el titular de Territori ha asegurado que lo peor ha pasado y que ahora toca pensar en el crecimiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad