El jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, a su salida de la Audiencia Nacional tras declarar ante la juez Carmen Lamela, este viernes. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Un informe policial cuestiona la actuación de los mossos en el 1-O

stop

Un informe policial señala que en 41 centros donde los Mossos d' Esquadra aseguraron que impidieron votar, la Generalitat hizo recuento de sufragios

Economía Digital

El jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, a su salida de la Audiencia Nacional tras declarar ante la juez Carmen Lamela, este viernes. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Barcelona, 19 de octubre de 2017 (20:27 CET)

Más sombras en la actuación policial de los Mossos d' Esquadra. Un informe policial que analiza el dispositivo que desplegó la policía catalana  durante el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña contradice los datos que aportó el cuerpo dirigido por Josep Lluís Trapero. La investigación comprueba que en casi la mitad de colegios, 41 de 99, en los que dijeron que habían detenido la votación, la Generalitat realizó recuento de sufragios.

El documento basado en las diligencias remitidas al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y al que ha tenido acceso Europa Press pondría en duda los datos que el cuerpo ofreció el 11 de octubre. Su versión sostiene que se impidió la votación aproximadamente en un centenar de puntos y se incautaron 400 urnas. 

Las conclusiones, no obstante, señalan que hubo "connivencia" entre la Generalitat y la cúpula de los Mossos d' Esquadra para "maquillar" la actuación de la policía catalana. Algo que supondría un uso "partidista" de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Gracias a esta maniobra el objetivo del soberanismo se cumplía por dos vías: la policía catalana podía sostener que sí cerró centros de votación --cumpliendo así con las órdenes judiciales--, y los organizadores del referéndum pudieron defender que habían celebrado la consulta.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad