Elecciones catalanas: se podrá imprimir la papeleta y entregarla al cartero en casa

El voto a la distancia toma forma en Cataluña de cara al 14-F: la JEC homologa las papeletas y los sobres electorales descargables desde casa

De cara a las elecciones del 14 de febrero de 2021, todos los catalanes —indiferentemente de si están o no en cuarentena por coronavirus— podrán solicitar de forma telemática el voto por correo, descargar desde la comodidad de sus casas las papeletas y los sobres electorales, y entregarle su sufragio a un cartero de Correos sin tener que salir de casa.

La última decisión de la Junta Electoral Central (JEC) ha facilitado aún más el voto por correo en plena pandemia de Covid-19. El órgano que vela por el cumplimiento de la normativa electoral ha avalado este lunes que los electores catalanes puedan descargar de internet e imprimir las papeletas y sobres del 14-F, tanto para votar a distancia como para hacerlo en el colegio electoral.

Así, quienes no quieran votar por correo pero tampoco exponerse a muchos riesgos el día de la jornada electoral podrán optar por descargar y llenar sus papeletas desde casa. De esta forma se evita el tiempo de voto de cada elector (y, por ende, su permanencia en el lugar de votación) y se evita tener que tocar las papeletas en el colegio electoral.

Es una de las varias medidas que se han tomado para garantizar el derecho al voto en los comicios catalanes. Ya la semana anterior, la Generalitat anunció que había llegado a un acuerdo con Correos para facilitar la petición del voto por correo de forma telemática, y que la JEC había autorizado un listado de medidas propuestas para poder votar sin salir de casa.

Así será el voto por correo el 14-F

En su anuncio de la semana pasada, la Generalitat confirmó que la JEC ha eliminado la firma de la recepción de la documentación electoral. Hasta ahora era obligatoria la firma, pero levantando esta regla será posible que los funcionarios de Correos puedan recoger los sobres electorales en las casas de los electores.

Esto significa, según la institución autonómica, que “todo el proceso para ejercer el derecho a voto se podrá hacer desde casa”, pues “en el momento en que el funcionario de Correos haga entrega de la documentación electoral, las personas podrán entregarle directamente su voto”.

Asimismo, el voto a distancia no será un derecho exclusivo de algunos grupos poblacionales o de personas en riesgo por el coronavirus. “Es una opción de la que podrá disfrutar toda la ciudadanía, incluidos los casos de positivos de Covid-19 y las personas consideradas contactos estrechos”, dijo la Generalitat.

Con esta medida se pretende también reducir la afluencia en los colegios electorales el 14-F, que igualmente tendrán protocolos sanitarios en vigor para sortear un incremento de los contagios después de las elecciones al Parlament de Cataluña.

Por ello, la Generalitat ha pedido al Gobierno gestionar el previsible aumento del voto por correo. Por su parte, el Departamento de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia asegura que trabaja desde hace meses para garantizar el derecho al voto de toda la ciudadanía de una forma segura y con legitimidad democrática.