ERC ofrece un hueco al exdiputado del PSC Carles Castillo, pero su fichaje está en el aire

ERC mantiene negociaciones para incorporar al primer diputado socialista que visitó a Oriol Junqueras en la cárcel

ERC mantiene conversaciones con el exdiputado del PSC Carles Castillo, el primer dirigente de los socialistas que visitó a Oriol Junqueras en la cárcel, para su incorporación.

Estas negociaciones se centran en el papel que tendría Castillo en el proyecto político republicano. Fuentes de ERC señalan que “cuentan” con el exdiputado socialista para “lo que haga falta”, aunque no necesariamente para ocupar un lugar en las listas electorales.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha elogiado la “coherencia” de Castillo al abandonar el PSC por “su deriva contra el derecho a decidir y su complicidad con la represión”.

Castillo ha mantenido en las últimas semanas diversos contactos con dirigentes de ERC de las comarcas de Tarragona: concretamente, con la diputada Raquel Sans; con el alcalde, Pau Ricomà; y con la presidenta de la federación del partido en esta demarcación, Irene Aragonès.

Cuando anunció que dejaba el PSC, Castillo fue sondeado tanto por los comuns de Ada Colau como por los republicanos. Finalmente, se decantó por los segundos.

Castillo comunicó su baja de militante del PSC el pasado 1 de septiembre mediante una carta dirigida al primer secretario del partido, Miquel Iceta; al secretario de organización y actual ministro de Sanidad, Salvador Illa; y a la dirección de los socialistas tarraconenses, en los que estaba encuadrado.

En esta carta, Castillo esgrimió que se iba del PSC al “no poder entender ni compartir” la postura de los socialistas en diversas cuestiones. También se mostró muy crítico con el PSOE por mantener la reforma laboral del PP, la ley Mordaza o por alardear de “alma republicana” mientras apoya a una monarquía “corrupta”.

Carles castillo chocó con Salvador Illa

Durante su etapa de diputado socialista en el parlamento catalán, Castillo mantuvo un enfrentamiento soterrado con el secretario de organización de su partido, Salvador Illa, actual ministro de Sanidad. Illa le afeó su visita a Junqueras y le vetó las visitas a los presos independentistas.

También se enfrentó a Josep Fèlix Balleteros, que sigue liderando el grupo municipal socialista en Tarragona pese a estar pendiente de juicio por el caso Inipro.

Ballesteros dificultó sus aspiraciones para convertirse en alcaldable de la ciudad, al retrasar las primarias hasta 2022; mientras que Illa cortocircuitó sus movimientos en la política catalana.

Castillo fue el primer cargo del PSC que visitó Junqueras en la cárcel. Este encuentro ocurrió el marzo de 2018, cuando el líder de ERC se encontraba aún como preventivo en la cárcel madrileña de Estremera.

Castillo subrayó en la carta que envió a Iceta e Illa que no entiende “por qué hay tanto complejo de incapacidad” en la dirección del PSC, en la que algunos de los que hasta ahora han sido sus compañeros “se han sentido incapaces de explicar que habían ido a visitar a los políticos presos a la cárcel”.