Iñaki Urdangarin ya puede pasar la noche fuera de la cárcel

Instituciones Penitenciarias ha autorizado que el marido de la infanta Cristina de Borbón también pueda salir de España

Iñaki Urdangarin, a su salida del Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid), tras cumplir su primer día de voluntariado en el que ayudó en actividades de movilidad y deporte adaptado a discapacitados intelectuales. EFE/Rodrigo Jiménez

A partir de mañana jueves Iñaki Urdangarin no tendrá que pasar la noche en la cárcel de Álava. Gracias a la modalidad de control telemático por el que cumple el tramo final de su condena en semilibertad, Instituciones Penitenciarias han decido que tenga que ir un día a la semana a la prisión de Zaballa.

Esta decisión se suma a la autorización judicial para que Urdangarin pueda salir de España por motivo laboral,en virtud de la eximición por el buen comportamiento y el cumplimiento de las obligaciones que ha realizado durante este tiempo el marido de la infanta Cristina de Borbón, según ha comunicado las fuentes penitenciarias

No obstante, Iñaki Urdangarin podrá ‘fichar’ por vía telefónica si coincide con alguno de sus viajes fuera de España. Esta será la única excepción para no tener la obligación de acudir presencialmente a la prisión alavesa una vez por semana.

Según han informado fuentes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, este organismo ratificó ayer, martes 22 de junio la resolución de la Junta de Tratamiento de aplicar al exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, el artículo 86.4 del Reglamento Penitenciario.

Régimen de semilibertad desde febrero

Iñaki Urdagarin, sin embargo, ya disfrutaba de su autorizado régimen de semilibertad desde el pasado mes de febrero cuando las Instituciones Penitenciarias le permitiron seguir cumpliendo su condena por el ‘caso Nóos’ en la sección abierta de la prisión de Zaballa en Álava, después de que le fuera concedido el tercer grado un mes antes.

A finales de enero, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla y León, con sede en Valladolid, estimó el recurso presentado por Urdangarin y le concedió el tercer grado penitenciario. De esta manera, estaba ya en semilibertad y sólo tenía que dormir a diario en el Centro de Inserción Social (CIS) de Alcalá de Henares en Madrid.

La condena de Iñaki Urdangarin

El cuñado del Rey de España, Iñaki Urdangarin, está condenado a 5 años y 10 meses por el ‘caso Nóos’. El pasado 1 de marzo ingresó en la prisión provincial de Álava, donde ha tenido que dormir de lunes a jueves en régimen abierto.

Urdangarin fue trasladado a esa prisión en febrero desde el Centro de Inserción Social (CIS) de Alcalá de Henares en Madrid. El marido de la infanta Cristina hizo escala en la capital tras abandonar cárcel de mujeres de Brieva en Ávila, donde cumplía condena desde junio de 2018 por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el caso Nóos.

Desde septiembre del año 2020, Urdangarin viajaba a Pozuelo de Alarcón en Madrid con el fin de realizar labores de voluntariado en una ONG de atención a personas con discapacidad. Acabó esta labor a finales de febrero. Urdangarin solicitó su traslado a la cárcel alavesa por el arraigo con la ciudad de Vitoria, en la que viven su madre y varios de sus hermanos.

Avatar