Podemos luce una agenda nacionalista para seducir a ERC pero veta a JxCat

Los 'comuns' avisan que su proyecto y el de JxCat son "antagónicos" e intentan persuadir a ERC de aceptar un tripartito con el PSC

La candidata de En Comú-Podem, Jéssica Albiach, durante su comparecencia el 14 de febrero de 2021 para valorar los resultados de las elecciones catalanas | EFE/SS

La candidata de En Comú-Podem, Jéssica Albiach, durante su comparecencia el 14 de febrero de 2021 para valorar los resultados de las elecciones catalanas | EFE/SS

La marca de Podemos en Cataluña ha sacado a relucir su agenda nacionalista para hacerse un hueco en las negociaciones para formar Govern tras las elecciones catalanas de este domingo 14F. Sus condiciones son la libertad de los presos del procés, más financiación autonómica y refrendar los acuerdos de la mesa de diálogo.

Su veto a Junts per Catalunya es inamovible, ha confirmado este lunes el director de campaña de En Comú-Podem, David Cid. “Es incompatible” formar un Govern en el que estén los de Carles Puigdemont, ha asegurado, señalando que la “solución” al llamado conflicto catalán pasa por “un gobierno de izquierdas”.

Los comuns, que mantuvieron sus ocho escaños en el Parlament pero perdieron más de 133.000 votos, han sido interpelados tanto por ERC como por el PSC tras los comicios. Pero ERC apuesta por un Govern “amplio” con JxCat y la CUP, algo que Salvador Illa cree que es inviable y que Jéssica Albiach rechaza por la presencia postconvergente.

Albiach fue la única candidata que desde la campaña no ocultó su apuesta por un nuevo tripartito con ERC y el PSC, pero los republicanos han vetado a Illa al igual que el resto de partidos independentistas. “No nos moveremos de un acuerdo de izquierdas”, ha advertido Cid ante las interpelaciones que mantiene ERC.

“No hay alianza que pase por los comuns y JxCat”

Cid ha confirmado que En Comú-Podem se ha contactado con Aragonès e Illa y que “ERC sabe perfectamente que no hay una alianza posible que pase por los comuns y JxCat“. “No estamos en un escenario de confrontación” como el de Laura Borràs y Carles Puigdemont, ha subrayado, sino que su apuesta es por el “diálogo” que el Gobierno de coalición inició.

El partido de Pablo Iglesias y Ada Colau ve en los resultados el mayor apoyo de los catalanes a las formaciones de izquierda en los últimos 40 años e intenta seducir a Aragonès de poner fin a su relación tóxica con JxCat. “Lo de Junts es evidente: está instalado en la confrontación por la confrontación, no en resolver la situación y explorar la vía del diálogo”.

Sobre qué diferencia hay entre apoyar al PSC o a JxCat, Cid ha dicho en una entrevista este lunes en RTVE que los comuns y Podemos ya saben que los socialistas hacen “cosas de derechas” y ha defendido que “por eso es mejor que nosotros tengamos posiciones de fortaleza; para condicionar”.

Así, En Comú-Podem se ha mostrado dispuesto a sentarse a negociar con ERC, el PSC y la CUP, con tres ejes sobre la mesa: la libertad de los políticos condenados por sedición, un mejor autogobierno y más financiación para Cataluña y refrendar los acuerdos de la mesa de diálogo. “Pero si no llega el referéndum queremos seguir avanzando”, ha explicado Cid.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña