Las productoras piden “transparencia” a TV3 tras los documentales a Mediapro por 800.000€

El sector critica que el "relato oficial" hable de la falta de fondos mientras la televisión estudia la compra de ocho documentales a Jaume Roures

Las productoras ponen el grito en el cielo ante el abandono de TV3 con el sector audiovisual, y piden “transparencia” a la teleivisión pública después de conocerse que estaba estudiando la compra de 8 documentales a la productora Mediapro, fundada por Jaume Roures: “Escuchar hablar de una compra de 800.000 euros da grima“. 

En un comunicado, Productors Audiovisuals Federats (PROA) ha insistido en que no critican el monto, “parece un precio justo por una serie de 8 capítulos”, sino “el contraste con el cual se paga al resto de productoras, y los canales poco transparentes a través de los cuales se hace, genera un agravio comparativo insoportable”. 

Las productoras entoman con asombro que, mientras se filtran audios donde se ponen en cuestión los métodos para la elección de obras audiovisuales:

“Habrá quién encuentre lícito emplear la red de contactos políticos para colocar obras y quienes lo encontrarán del todo inmoral. Lo que para nosotros es realmente relevante del audio, lo que pone de manifiesto, es el desamparo de la producción de documentales en Cataluña“. 

Los productores critican el doble rasero del “relato oficial”

En el texto, han lamentado que durante muchos años han creído de buena fe en el “relato oficial”, que aseguraba que los criterios “para poder producir documentales eran de carácter profesional, que había unos comités de expertos que evaluaban la calidad de los proyectos y su interés social y cultural. Y que si el dinero iban disminuyendo, año tras año, era por la falta de recursos de la televisión”.

“Siguiendo este camino hemos desembocado en la situación actual. Este último año se han contratado documentales desde Televisión de Cataluña por valor de 178.500 euros. No es ningún error. 178.500 euros es toda la inversión en coproducciones de documentales y derechos de antena en el que llevamos de 2020″, han lamentado. 

PROA recuerda a través de su misiva que “hacer documentales hoy, en nuestro país, no es rentable ni sostenible. Muchos compañeros y compañeras están declinando las ofertas de Televisió de Catalunya. Y uien las acepta lo hace más por criterios vocacionales que económicos”. 

La situación amenaza al documental catalán

“Las cifras son sintomáticas: 20.000 euros por documental en la última comisión. 1.500€ de derechos de antena por documentales ya acabados. Una tendencia a la baja que se arrastra desde hace diez años”, lamentan.

Los productores recuerdan que esto ha supuesto, a la prática, la desaparición del documental catalán en la esfera internacional.

¿Qué soluciones han propuesto? Los productores, conscientes de que ese dinero existe, han pedido “una bolsa de dinero donde los profesionales de la casa pudieran elegir de una forma transparente los proyectos que en igualdad de condiciones podamos presentar los productores”. Han asegurado así, “podríamos empezar a hablar de una situación de mínimo futuro y esperanza”.

Una serie valorada en 800.000€

Jaume Roures y el también empresario de Mediapro Tatxo Benet pretendían que la televisión pública catalana les comprara una serie de ocho documentales por 800.000 euros. Los audios, que publicó el digital Crónica Global, reflejaban como Mediapro intentó presionar sin éxito a la presidenta en funciones de la CCMA, Núria Llorach, que les repitió “mil veces”, que era “imposible” la adquisición por el alto coste. 

Benet recurrió al empresario David Madí para que intentara hablar con el vicepresidente Pere Aragonès. Además, insistió en que la emisión debía producirse antes de las elecciones, para evitar que perdiera interés. Según el citado medio, la televisión pública habría dado marcha atrás en el intento de compra de estos documentales.

Sobre esta cuestión ya había preguntado anteriormente la diputada del PSC Beatriz Silva. La parlamentaria socialista presionó a Núria Llorach para que aclarara como era posible que “una situación de emergencia social se destinaran recursos para emitir un tema que nuestros medios han cubierto ya desde todos los puntos de vista posibles”. 

Llorach reconoció que la cadena autonómica tenía “sobre la mesa” las piezas propuestas de Mediapro y que se estaban analizando. La presidenta aseguró que la televisión aceptaría o rechazaría estos contenidos de la productora de Roures en función de “si son adecuados” y a partir de “criterios de interés y programación”.