Europa repele la presión de EEUU sobre las redes de Huawei. Fotografía: Huawei
stop

Google dejará de prestar servicios y apps de Android a los móviles de Huawei. Qualcomm e Intel tampoco suministrarán procesadores al fabricante chino

Madrid, 20 de mayo de 2019 (10:21 CET)

La orden ejecutiva de Trump para vetar productos Huawei prohibe a las compañías estadounidenses proporcionar equipos y software a la compañía china ante el temor de que se utilicen para el espionaje.

Esto supone que a partir de ahora, con efecto inmediato según Reuters, Huawei dejará de recibir tecnología hardware y software procedente de empresas norteamericanas sin supervisión previa del Gobierno de EE UU.

"Huawei Technologies Co. Ltd. perderá inmediatamente el acceso a las actualizaciones del sistema operativo Android, y la próxima versión de sus smartphones para fuera de China no tendrán acceso a las app y servicios de Google, incluyendo la Google Play Store y Gmail", según Reuters.

Como consecuencia Alphabet, la filiar de Google, ha interrumpido sus negocios con el fabricante chino Huawei, cuyos móviles dejarán de estar certificados al no incorporar la versión de Google del sistema operativo móvil Android.

Esto significa que Huawei no podrá incorporar los servicios de Google Android en sus móviles, incluyendo la tienda de apps Play Store, el correo de Gmail, el buscador, el navegador Chrome o el mismo Youtube. Tampoco podrán incorporar Play Protect, que protege las apps distribuidas desde la Play Store contra virus y malware, ni tendrá acceso a las actualizaciones de seguridad.

Los móviles de Huawei con destine a mercados fuera de China, y en teoría también los de Honor (submarca de Huawei) tendrán que conformarse en todo caso con la versión de código libre de Android, el Android Open Source Project.

Esta versión es esencialmente igual que la versión de Google, con la importante diferencia de que no incluye los servicios ni apps de Google porque son propietarios de Google, no de código abierto.

Los clientes actuales de Huawei seguirán teniendo acceso, de momento

Según ha confirmado Google a través de Twitter, en el corto plazo esto no supone diferencia para los usuarios actuales de móviles de Huawei, que seguirán teniendo acceso a Play Store y a sus app y a los servicios de correo electrónico (Gmail), búsquedas de Google y Chrome.

Algunas fuentes apuntan, sin embargo, que esto podría cambiar en una actualización futura del sistema operativo, lo que podría dejar a millones de clientes de móviles de Huawei "desconectados" de Google.

Lo que sí parece claro es que los futuros móviles de Huawei no serán móviles Android certificados por Google: al no tener acceso a Play Store y Play Protect esos móviles quedan fuera del programa de certificación.

A esta hora Huawei todavía no ha emitido ningún comunicado formal al respecto, lo que incrementa la incertidumbre. Sí se sabe que Huawei dispone de versiones propias de Android que no dependen de Google, caso de la tienda de apps.

Cómo afecta a los usuarios de móviles de Huawei en Europa

Es previsible que la medida afectará a los móviles de Huawei que se venden en Europa, dado que la misma certificación la proporcionr la filial europea de Google, que depende de Alphabet.

En Europa, como sucede en Canadá y Asia, los móviles de Huawei son muy utilizados y apreciados, pero es probable que los usuarios europeos pierdan el interés en dispositivos como el recientemente lanzado Huawei P30 (o para el caso, un hipotético futuro Huawei P40) si esos móviles dejan de tener acceso a la tienda de apps Play Store y a los servicios de Google como Gmail o Youtube.

En China, sin embargo, la medida no tendrá probablemente ningún impacto ya que allí los móviles Android, incluidos los de Huawei, ya se comercializan sin los servicios de Google.

Portátiles de Huawei sin Windows ni procesadores Intel

Además de Google otras tecnológicas norteamericanas como Intel o Qualcomm dejarán de suministrar tecnología (procesadores, en sendos casos) a Huawei, lo que supone otro grave inconveniente para la compañía china.

En el caso de los móviles y tableta Huawei tiene capacidad para fabricar sus propios procesadores; en el caso de los ordenadores depende de Intel, por lo que, en previsión a esta situación, en los últimos meses Huawei habría estado acumulando procesadores de Intel, según Bloomberg.

Y aunque Microsoft todavía no se ha pronunciado, "es más que probable que acate la orden ejecutiva de Trump," dicen en The Verge. La consecuencia es que los portátiles de Huawei no podrán incorporar el sistema operativo Windows.

A diferencia de lo que sucede con Android, no existe una versión libre de Windows que Huawei pueda utilizar en sus ordenadores. Sí se sabe, desde hace un par de meses, que Huawei lleva años trabajando en un Plan B desarrollando sus propios sistemas operativos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad