La Sonda Parker, enviada por la NASA para estudiar el Sol. NASA

La sonda de la NASA realiza descubrimientos nunca vistos sobre el Sol

stop

LA NASA ha publicado los primeros resultados recogidos por la sonda Parker tras acercarse al Sol

Madrid, 05 de diciembre de 2019 (17:36 CET)

La sonda solar de la NASA ha descubierto nuevos y misteriosos fenómenos en los límites del Sol. Desde su lanzamiento en agosto del 2018, la sonda Parker se ha disparado alrededor del Sol 3 veces, acercándose más que cualquier nave espacial anterior y viajando más rápido que cualquier otro objeto hecho por el hombre en la historia.

El miércoles, los científicos de la NASA han anunciado los mayores descubrimientos de la sonda hechos hasta el momento. Dichos hallazgos han sido publicados en cuatro artículos en la revista Nature. La investigación reveló una actividad nunca antes vista en el plasma y la energía que posee el Sol en su capa más externa, incluidas las inversiones del campo magnético de la estrella y las "explosiones" en su flujo de partículas eléctricas (a lo que se llama viento solar).

Este viento se origina en el espacio y se extiende sobre la Tierra. Estudiar su fuente podría ayudar a los científicos a descubrir cómo proteger a los astronautas y a la red eléctrica de la Tierra de explosiones solares violentas e impredecibles. Gracias al lanzamiento de la sonda Parker, la NASA está estudiando este peligroso viento de forma más detallada que los científicos que se encuentran en la Tierra.

"Imagina que vivimos en la mitad de una cascada y el agua siempre cae a nuestro lado. Es algo muy turbulento, caótico, desestructurado, y queremos saber cuál es la fuente de la cascada en la parte superior", ha dicho Stuart Bale, físico que dirige el equipo que está investigando los datos del viento solar de la sonda, en una conferencia. "Es muy difícil saberlo desde la mitad".

El viento solar 'explosivo' dobla el campo magnético del sol

Los científicos de la NASA están buscando respuestas a dos preguntas sobre el Sol: ¿Qué hace que el viento solar se acelere cuando se dirige al espacio? ¿Y por qué la capa externa del Sol, llamada corona, es hasta 500 veces más caliente que sus capas internas?

Los nuevos datos ofrecen algunas primeras pistas. Por primera vez, Parker ha identificado una fuente clara de una corriente de viento lento y constante que fluye del Sol. Esta provenía de un agujero en la corona, un lugar donde el gas es más frío y menos denso.

La sonda de la NASA realiza descubrimientos nunca vistos sobre el Sol. NASA

La NASA ha enviado la sonda Parker para el estudio del Sol. 

Los científicos sabían con anterioridad que el viento proveniente de los polos del Sol se mueve más rápido. Sin embargo, esta ha sido la primera vez que han detectado un punto de origen para el viento lento proveniente de su ecuador.

La sonda Parker también ha detectado ondas de energía magnética corriendo a través del viento solar. A medida que esas ondas se fueron acercando a la nave, la sonda detectó enormes picos en la velocidad del viento solar, en ocasiones, incluso saltando a más de 300.000 mph en segundos (482.800 km/h). Después, con la misma rapidez, los rápidos vientos desaparecieron.

"Vemos que el viento solar es muy explosivo", ha dicho Bale. "Es burbujeante, es inestable Y no es así como aparece cerca de la Tierra".

Las explosiones podrían explicar por qué la corona está tan caliente

"Creemos que nos está llevando, posiblemente, hacia el camino de la comprensión sobre cómo la energía está llegando del Sol a la atmósfera y cómo la calienta", ha dicho Justin Kasper, otro físico que ha estudiado las observaciones de Parker sobre el viento solar.

Los científicos nunca antes habían observado estas explosiones pero parecen ser algo común. Parker ha tomado constancia de aproximadamente 1.000 de ellas en tan solo 11 días. Los picos de energía también brindaron una sorpresa adicional: las explosiones son tan fuertes que invierten el campo magnético del Sol.

Los científicos llaman a estos eventos "retrocesos" porque en el área afectada, el campo magnético del Sol gira hacia atrás, de modo que casi apunta directamente al Sol. Las interrupciones solo pueden ocurrir cerca del Sol (dentro de la órbita de Mercurio), por lo que, los científicos nunca podrían haberlas observado anteriormente sin la sonda Parker. "Estas son pistas muy buenas, ya que ahora podemos mirar la superficie del Sol y descubrir qué está causando esas explosiones", ha dicho Kasper.

Parker ha confirmado que hay una zona libre de polvo alrededor del Sol

Los científicos han sospechado durante mucho tiempo que el Sol está rodeado por un área sin polvo cósmico: las pequeñas migajas de planetas y asteroides que flotan en el espacio caen en las órbitas de las estrellas. Esto se debe a que el calor del Sol debe vaporizar cualquier polvo sólido que se acerque demasiado.

Por primera vez, Parker ha volado lo suficientemente cerca del Sol como para proporcionar pruebas de que existe una zona libre de polvo. De hecho, ha observado que el polvo se vuelve más delgado cuanto más cerca del Sol está. Aún así, esta zona no era exactamente lo que se esperaban los científicos.

La sonda de la NASA realiza descubrimientos nunca vistos sobre el Sol. NASA

La NASA ha enviado la sonda Parker al espacio para estudiar detenidamente el Sol. 

"Lo que fue un poco sorprendente es que la disminución del polvo es muy suave", ha dicho Russell Howard, otro astrofísico que trabaja con la sonda. "No vemos ninguna disminución repentina que indique una parte del material evaporado". Eso será otro misterio a descubrir a medida que la nave se acerque al Sol.

6 años y 21 sobrevuelos más

Un mayor conocimiento sobre el viento solar y el campo magnético de la estrella podría ayudar a los científicos a proteger mejor a los astronautas así como las naves espaciales ante dos tipos de clima espacial violento: tormentas de partículas energéticas y eyecciones de masa coronal.

En las tormentas de partículas energéticas, los fenómenos producidos en el Sol envían inundaciones de los iones y electrones que forman el viento solar. Estas partículas viajan casi a la velocidad de la luz, lo que las hace casi imposibles de prever. Pueden llegar a la Tierra en menos de media hora y dañar la electrónica de las naves espaciales. Esto puede ser especialmente peligroso para los astronautas que viajan lejos de la Tierra.

En una eyección de masa coronal, el Sol envía miles de millones de toneladas de material al espacio. Tal explosión podría causar daños masivos a las redes y fuentes de energía de la Tierra.

Durante los próximos seis años, Parker se acercará al sol 21 veces más, y cada vez más cerca. En su recta final, volará a 6 millones de kilómetros de la superficie del sol. Durante cada sobrevuelo, la sonda reunirá más datos que podrían responder a las preguntas de los físicos sobre la corona y el viento solar.

"A medida que nos vayamos acercando, estaremos en las fuentes de calor, las fuentes de la aceleración de las partículas y, por supuesto, en esas increíbles erupciones", ha dicho Nicola Fox, directora de heliofísica de la NASA. "Incluso con lo que tenemos ahora, ya sabemos que tendremos que ajustar el modelo utilizado para comprender el Sol".

Noticia original: Business Insider

Autor: Morgan McFall-Johnsen

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad