Las tiendas de Media Markt son hasta un 30% más caras que su web

stop

La cadena aplica una doble política de precios: la de listos, para los que compran en su web, y la de tontos, para los que acuden a las tiendas y pagan sobreprecio. Un ordenador Toshiba está disponible en su web por 544 euros, pero en tienda se vende a 699, 155 euros más

Tienda Media Markt en Majadahonda, Madrid.

Madrid , 28 de marzo de 2016 (01:00 CET)

La cadena de electrodomésticos Media Markt, conocida por sus ofertas agresivas, está aplicando una doble política comercial que deja los precios más bajos para la web mientras comercializa productos hasta 30% más caros en las 77 tiendas españolas. La doble vara de medir perjudica enormemente al consumidor que acude a sus establecimientos.  

La empresa anuncia en su web un ordenador Toshiba C55D-C-10P por 544 euros. El mismo artículo se vendía este Viernes Santo en la tienda de la calle de Alcalá, en Madrid, por 699 euros, tal como documentan las fotografías que acompañan a este artículo.  

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/36/75/53/media-makt-portada-67553.JPG?t=1459159410


Baile de precios  

El caso no es una excepción ni un error de etiquetado. La licuadora Oster OBL 104X-01 Versa se vende en su página de internet en 289 euros. Comprobamos el precio en la misma tienda para certificar la diferencia: 349 euros, un 20% más caro.  


https://www.economiadigital.es/uploads/s1/36/75/51/img_2315-67551.JPG?t=1458930399
 

Un caso similar es el del aspirador Rowenta 8324 EA, disponible en su sitio web por 195 euros. Pero en la tienda de Alcorcón, el mismo producto se vende por 249 euros, es decir, 54 euros más caro, lo que supone un sobreprecio de más del 27%.  

"Lo compré en Alcorcón, pero al ver que en la web lo vendían más barato, llamé por teléfono. Me dijeron que acudiera de nuevo a la tienda para recuperar la diferencia. No me pusieron ningún problema, pero si no me hubiese dado cuenta, hubiese pagado 54 euros de más. No me parece lógico que se ceben con los más despistados o menos informados", explica el comprador.
 
https://www.economiadigital.es/uploads/s1/36/75/52/img_2322-67552.JPG?t=1458930473



"A veces hay diferencias de precios. Nos ha pasado con otros clientes, pero si nos demuestra que está más barato en la web, le devolvemos la diferencia", explica una comercial del establecimiento, que asegura que son errores puntuales.  

Pero, con una inspección en tienda, comprobamos que se trata de algo más que un error aislado. El teléfono BQ Aquaris M5.5 de 16 GB se vende en Mediamarkt.es por 259 euros mientras que en la tienda se dispara hasta los 319,90 euros.  


https://www.economiadigital.es/uploads/s1/36/75/50/img_2319-67550.JPG?t=1458930527



La amenaza de Amazon
 

El precio más bajo en la web muchas veces coincide con el precio de Amazon.com, el sitio de comercio electrónico que ha puesto a temblar a Media Markt y a todo el sector, especialmente en productos tecnológicos y electrodomésticos.  

"Disponen de unos robots que vigilan los precios de Amazon. Cuando hay una rebaja de precios allí, la web de Media Markt también suele poner el mismo precio. Pero no es una práctica exclusiva de la cadena. Otras también hacen lo mismo para evitar la fuga hacia Amazon", explica una fuente cercana a la compañía.  

La compañía afrontó en noviembre pasado quejas de clientes por su política de precios en el Black Friday que motivó una protesta de la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU.

La causas  

Los casi 80 establecimientos de Media Markt en España funcionan de manera autónoma. Cada tienda hace sus compras y tiene su propio almacén. En el sector de la distribución, las grandes cadenas suelen tener un almacén central para ahorrar costes, pero en Media Markt cada establecimiento administra su stock. Hay directrices generales, pero cada director de tienda fija los precios que quiere.  

"Con todas las cadenas tenemos una relación más sencilla porque tienen todo centralizado, pero con Media Markt la gestión se complica. Tenemos que negociar cada asunto con cada tienda por separado y eso nos quita demasiado tiempo", explica un gran proveedor del sector de la tecnología.

La cadena reconoce las disfunciones de precio entre las tiendas y la web e, incluso, entre las diferentes tiendas. Pero asegura que este problema se solventará antes de finales de año. La compañía explica que está desplegando un sistema de carteles electrónicos con el fin de que en las tiendas aplique de forma automática un mismo precio.  

En lugar de las tradicionales etiquetas, el precio se muestra en pequeñas pantallas con tinta electrónica. El sistema funciona en pruebas en 13 establecimientos, pero su instalación, como en el caso de Alcorcón, no ha eliminado la doble escala de precios.  

La filial española quiere centralizar un modelo nacido en Alemania, mucho más descentralizado y que ha facilitado el desorden comercial. Cuando lo logre, tal vez ponga fin a las diferencias abismales de precios. Entonces, los compradores de las tiendas, como asegura su famoso anuncio de televisión, dejarán de ser tontos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad