Visualización de 2.000 de las 100.000 identidades incluidas en la base de datos de reconocimiento facial de Microsoft. Foto: Megapixels
stop

Microsoft sigilosamente bloquea el acceso a la mayor base de datos de reconocimiento facial del mundo y una de las más controvertidas

Alessandro Solís

Economía Digital

Visualización de 2.000 de las 100.000 identidades incluidas en la base de datos de reconocimiento facial de Microsoft. Foto: Megapixels

Barcelona, 08 de junio de 2019 (17:50 CET)

Silenciosamente, Microsoft borró de internet una impresionante base de datos de reconocimiento facial con 10 millones de imágenes de unas 100.000 personas. La tecnológica estadounidense ha reconocido que la inteligencia artificial puede ser su ruina, ha pedido a los gobiernos mayor regulación y ahora acomete una decisión dura en ese sentido.

MS Celeb, la controvertida base de datos, fue presentada por Microsoft en 2016 como una utilidad para entrenar sistemas de reconocimiento facial en todo el mundo, incluidas firmas como Megvii, una de las compañías chinas de vídeovigilancia a las que Donald Trump quiere vetar de la misma forma que anunció que lo hará con los equipos de la tecnológica Huawei.

La base de datos, objeto de un reportaje del Financial Times en abril, era promocionada por Microsoft como la de mayor tamaño disponible públicamente en el mundo. Tiraba de imágenes de redes sociales y sistemas de seguridad, sin pedir consentimiento a los protagonistas de las imágenes, lo que supone cuando menos un dilema ético para la empresa.

La misma publicación revela ahora que el sistema fue apagado repentinamente. "El sitio estaba destinado a fines académicos. Fue ejecutado por un empleado que ya no está con Microsoft y desde entonces ha sido eliminado", explicó la multinacional estadounidense en un comunicado remitido a los medios especializados.

Las bases de datos de reconocimiento facial de las universidades de Stanford y Duke también han sido eliminadas después de la publicación de abril en la que también se mencionaba MS Celeb, que reveló el uso de las imágenes de caras y personas que hacen las tecnológicas sin avisar a los "modelos" que no se enteran de nada.

Microsoft admite que el reconocimiento facial presenta "problemas éticos"

Ya en 2018, Microsoft decidió no vender la tecnología de reconocimiento facial a la policía de California. También ese año, una investigación del MIT concluyó que el algoritmo de la empresa tenía un sesgo con las mujeres y las personas no blancas. "Algunos escenarios de la inteligencia artificial presentan problemas éticos", reconoció la compañía después.

Pese al revés de Microsoft con el sistema, el investigador Adam Harvey (cuyo proyecto Megapixels denunció a MS Celeb en primer lugar) dice que "no puedes hacer que desaparezca una base de datos. Una vez que lo publicas y la gente se lo descarga, existe en los discos duros de todo el mundo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad