El secretario de Estado y 'número tres' de Donald Trump, Mike Pompeo, hace una declación junto con el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, el 31 de marzo de 2019 en Berlín. Foto: EFE/OM
stop

El Gobierno de Trump avisa a la Unión Europea que usar redes de Huawei comportaría perder acceso a datos de inteligencia americana

Alessandro Solís

Economía Digital

El secretario de Estado y 'número tres' de Donald Trump, Mike Pompeo, hace una declación junto con el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, el 31 de marzo de 2019 en Berlín. Foto: EFE/OM

Barcelona, 01 de junio de 2019 (18:33 CET)

Estados Unidos quiere "educar" a sus aliados y amigos en cuanto a los riesgos que, desde su punto de vista, supone la implantación de equipos y redes Huawei. Bajo este pretexto, la administración de Donald Trump, en visita oficial en Alemania, metió a la Unión Europea en su guerra abierta contra la tecnológica china.

El Secretario de Estado y número tres del Gobierno de Trump, Mike Pompeo, mantuvo un encuentro con la canciller alemana Angela Merkel este viernes, y avisó a las autoridades de ese país y al resto de la UE que usar tecnología de Huawei comportaría perder acceso a la información de inteligencia de EE UU.

"Hay un riesgo de que tengamos que cambiar nuestro comportamiento a la luz de que no podemos permitir que información de ciudadanos privados o datos de seguridad nacional atraviesen redes en las que no tenemos confianza", afirmó Pompeo en declaraciones a los medios recogidas por Reuters.

Se trata del más reciente, pero no el único, ejercicio de presión estadounidense para que sus aliados abandonen la implantación de redes 5G con equipos de Huawei. Esta vez sucede después de que Trump anunciara un veto a la firma china que ha desatado una crisis para la empresa y ha herido más la relación con China.

Los aliados pueden decidir "de manera soberana" sobre Huawei

Hasta ahora, Alemania ha rechazado las presiones de EE UU para abandonar los equipos Huawei en el despliegue del 5G; aunque no excluye la participación de la tecnológica, exige garantías de seguridad a los que concursen. En españa, la empresa seguirá adelante con el despliegue de las nuevas redes, informó El País.

Pompeo entiende que los países aliados pueden tomar "sus decisiones de manera soberana", pero advirtió de que la presencia de Huawei en la red no es compatible con una infraestructura segura. Alemania contrarrestó sus declaraciones asegurando que tiene "elevados estándares de seguridad".

La crisis ha provocado todo tipo de consecuencias negativas a Huawei, una de las más recientes el frenazo en la producción de móviles, según informes publicados este fin de semana. China se vengará por el caso haciendo su propia "lista negra" de entidades y personas non gratas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad