El portavoz del PSPV se ofrece como asesor de bares cerrados tras las restricciones de la Generalitat

Manolo Mata ha juzgado que al PP no se le ha criticado por intervenir en el asunto de la “imposición lingüística” y a él le "ponen a parir por avisar a hosteleros"

Mata 7

Fuente: PSPV

La hostelería es una de las grandes víctimas económicas de la pandemia. En territorios como la Comunitat Valenciana, este sector se ha visto gravemente afectado por la última decisión del Botànic de cerrar completamente bares y restaurantes. Las ayudas proporcionadas por el Ejecutivo a través del Plan Resiste ha sido calificada por los propietarios de insuficientes.

Lo llamativo es que el portavoz del Partido Socialista del País Valencià (PSPV-PSOE), Manolo Mata, se ha ofrecido a bares y restaurantes que hayan tenido que cerrar durante la pandemia como abogado para solicitar una compensación a las aseguradoras. El mensaje era el siguiente:

«He tenido conocimiento de una sentencia de la Audiencia Provincial de Girona que ha condenado a una aseguradora a indemnizar con 6.000€ a un local de hostelería que tuvo que cerrar por las medidas anti COVID. Si conocéis a alguien que tenga un negocio de hostelería o de otro tipo que haya tenido que cerrar, le podéis decir que me mande a mi correo manuelmatagomez@gmail.com copia de la póliza de daños o responsabilidad civil para verificar si es posible reclamar? Gracias»

En esta hace referencia a una sentencia de la Audiencia Provincial de Girona en la que se ha obligado a una aseguradora a pagar 6.000 euros a un local «que tuvo que cerrar por las medidas anti COVID», medidas aprobadas por su partido.

En una conversación con el diario El Español, el abogado y político afirmó que se trata de «un asunto muy interesante contra las aseguradoras». «No sé si voy a llevar algún caso», indicaba. «Por lo que veo, algunas de las pólizas excluyen accidentes nucleares o terremotos, pero no las pandemias».

Respecto a la polémica, le ha restado importancia argumentando que «es un asunto de la primera ola, cuando el cierre lo decretó el Gobierno central». «Nada tiene que ver con la necesidad o no de aplicar las medidas restrictivas para frenar al virus», defendía.

El socialista también ha hecho una publicación reciente en la que subrayaba que al PP no se le critica por asesorar y ayudar a pleitear a familias y colegios por lo que llama “imposición lingüística” y a él le «ponen a parir por avisar a hosteleros».