stop

Atlantia prepara una opa por Abertis, que se prevé amistosa y pactada con La Caixa, primer accionista de la compañía española

18/04/2017 - 19:55h

Atlantia, uno de las principales concesionarias de autopistas europeas, con una cotización de unos 20.000 millones de euros, ha mostrado su interés por Abertis, valorada en 16.000 millones. La compañía italiana solo ha dado el primer paso, pero es el primer paso hacia el gran campeón europeo del sector. Abertis ha levantado la liebre, comunicando a la CNMV que Atlantia “ha manifestado su interés en explorar una posible operación corporativa sin que hasta la fecha se hayan concretado los términos”.

La noticia ya corría por los mercados, pues la multinacional española subía en ese momento un 6,6% en el IBEX, hasta que la CNMV suspendió la cotización. Desde un primer momento, todas las fuentes han hablado de una opa amistosa. Es decir, con el beneplácito de Isidro Fainé: Fundación Bancaria La Caixa, a través de Criteria, controla el 22,25% de Abertis. La concesionaria tiene, además, un 8,25% de autocartera. Los fondos Capital Group, Lazard y Blackrock controlan conjuntamente un 18,6% de Abertis.

Atlantia matiza: la italiana solo habla de estudiar proyectos comunes con Abertis

Pero ha sido la propia Atlantia la que ha rebajado las expectativas, quizá por su caída del 3,3% en la Bolsa de Milán. En un comunicado, el grupo italiano controlado por la familia Benetton (30%), ha admitido contactos, pero los ha matizado: ha asegurado que “ha expresado a Abertis un interés muy preliminar y genérico para estudiar proyectos comunes”. También ha asegurado que dicha posible operación no se ha discutido en sus órganos internos.

Ambas compañías son fuertes en el sur de Europa, por lo que los intereses comunes son evidentes, y Abertis ha crecido en Italia y, sobre todo, en Francia, donde se encuentra una de las grandes del sector en el continente, Vinci.

El papel de Isidro Fainé

La Caixa, es decir Fainé, tendrá un papel relevante en el futuro de esta operación, ahora muy incipiente. Fuentes del sector explicaron que, antes de mover un dedo, Atlantia ya contaba con el beneplácito del presidente de Criteria y de la Fundación La Caixa –también de Gas Natural–. Además, se espera que La Caixa mantenga su participación, es decir que no tiene intención de dejar las autopistas.

Con la familia Benetton (30% de Atlantia, valorada en 20.000 millones) y Criteria (22,25% de Abertis, 16.000 millones), como grandes actores en la operación, todo parece encaminarse hacia una fusión más que hacia una compra, con dos accionistas fuertes y una gran multinacional que será la gran referencia del sector.

La Caixa: Fainé no quiere dejar las autopistas y será accionista clave del futuro líder europeo

La unión de Atlantia y Abertis crearía el primer grupo de autopistas de Europa, con unos ingresos conjuntos de más de 10.000 millones de euros. La compañía española tiene la mayoría de su negocio en Francia y España, aunque también es fuerte en Latinoamérica. Atlantia tiene presencia en Polonia, la India –donde Abertis acaba de entrar–, Chile y Brasil, y también gestiona aeropuertos, como el de Roma.

El acercamiento de Atlantia parece la segunda parte del intento de hace 11 años, aunque en 2006 fue la compañía española la que quiso comprar a la italiana. Pese a que había acuerdo entre empresas, el gobierno italiano abortó la operación. Tras ese fracaso, el grupo catalán decidió irse de Italia vendiendo su participación en Atlantia, pero volvió el año pasado con la compra de A4.